Tras el allanamiento, incautaron dos vehículos y elementos de interés para la investigación. El encargado del corralón quedó involucrado en la causa. La megacausa por defraudación tributaria inició en marzo de este año.

Personal Prefectura de Concordia realizó este jueves un nuevo allanamiento en el corralón “Valentino” ubicado en Avenida Isthilart y calle Vélez Sarsfield, de esa ciudad. Fue en el marco de una megacausa por defraudación tributaria que investigaba el presunto lavado de dinero por más de 1.200 millones de pesos.

- Publicidad -

Según publicó ElSol, el corralón siguió operando pese a todas las restricciones de la causa que está en manos del juez federal de Concepción del Uruguay, Dr. Pablo Seró, hasta incluso bajo la misma modalidad, ejerciendo las mismas actividades por las que están investigando a los responsables de la empresa.

Asimismo, se informó que secuestraron documentación, facturas, soportes magnéticos y otros elementos de interés en la causa. Además de dos vehículos, un camión y una camioneta que era utilizados por el corralón.

Tras el allanamiento, el encargado del corralón quedó imputado en la causa, sin quedar detenido.

Sobre la causa por millonaria evasión

La denominada mega-causa de lavado comenzó cuando el 14 de marzo pasado se realizaron en distintos puntos de la ciudad de Concordia, principalmente en zona céntrica, ante el supuesto delito de lavado de activos, un total de 11 operativos, los que concluyeron con cuatro detenidos. Los procedimientos se llevaron a cabo en comercios, financieras, casas de venta de moneda extranjera, estudios contables y en el corralón antes mencionado.

El Juzgado Federal de Concepción del Uruguay siguió una investigación de AFIP de evasión fiscal de unos 1.200 millones de pesos durante el año 2018 y las ganancias que obtuvo el grupo. Los procedimientos estuvieron conectados entre sí. Se trataba de una organización que tenía la operatoria de lavado de activos.

Los procedimientos se realizaron desde las 8 de la mañana de ese miércoles en una financiera y casa dedicada a la compra-venta de oro en un céntrico local de calle Urquiza al 700, casi Alberdi. Otro de los operativos se realizó en inmediaciones de calles Villaguay y Dr. Del Cerro, donde los efectivos de la Prefectura habrían ingresado por la fuerza en un domicilio particular.

En otros domicilios particulares también las fuerzas federales realizaron procedimientos, por ejemplo en Sarmiento, pasando Sargento Cabral; Entre Ríos al 1590 casi Tte. Ibáñez, y en inmediaciones de Néstor Garat y Damián P. Garat, respectivamente, también se procedió a operativos de las mismas características.

En la misma causa que incluía a los 11 allanamientos en Concordia, los efectivos federales realizaron un procedimiento en un domicilio en las inmediaciones de Pirovano y Sarmiento.

Los operativos fueron 11 en total y, a decir de Silva Muller, fueron estudios contables, domicilios particulares, financieros, casas de cambio y comercios en distintos rubros, entre ellos un corralón de materiales de construcción, todos vinculados entre sí, diversificando las actividades comerciales.

Entre los elementos secuestrados por los prefecturianos que fueron trasladados al Juzgado Federal por AFIP, secuestraron sumas de dinero, discos rígidos, celulares, computadoras, y libros contables, además de comprobantes de las transferencias bancarias, además de varios automóviles, motocicletas y camionetas de alta gama.

El dinero evadido correspondería a una cifra superior a la del lavado ya que se trataba de las ganancias de las operaciones de préstamo, venta de divisas y actividades comerciales en general, además de importantes volúmenes de dinero extranjero y valores. (ElSol)

Deja un comentario