- Publicidad -

Modalidad y detalles. Qué se puede hacer y qué no. 

Por medio del Decreto de Presidencia Municipal 78/2020, quedaron habilitadas las reuniones familiares. Luego de una previa evaluación del Comité de Emergencia, en Valle María se decidió la adhesión al Decreto Nº 786/2020 del Gobierno de la Provincia de Entre Ríos, de modo que se permiten las reuniones familiares bajo las siguientes condiciones:

- Publicidad -




▪ Las reuniones familiares podrán tener una duración máxima de 4 horas y no deberán extenderse más allá de las 24:00.

▪ Podrán efectuarse los días viernes, sábados, domingos y feriados.

▪ La autorización contempla hasta un máximo de diez personas, siempre que sean residentes de la localidad.

 

Recomendaciones

Las personas que hagan uso de esta autorización, deberán observar y cumplir recomendaciones. Se recomienda no asistir a reuniones ni recibir a familiares en caso de:

▪ Presentar algún síntoma compatible con COVID-19 a saber: fiebre (37.5 o más) y uno o más de los siguientes síntomas: tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, falta de olfato o gusto (anosmia/ disgeusia).

▪ Que sea considerado caso sospechoso o confirmado de COVID-19, o contacto estrecho de personas sospechosas.

▪ Que haya estado en los últimos 14 días en contacto con casos confirmados de COVID-19, o tenga un antecedente de viaje internacional o tenga un historial de viaje o residencia en nuestro país en zonas de transmisión local de COVID-19.

▪ También se deben limitar las visitas de personas pertenecientes a grupos de riesgo, a menos que sea estrictamente necesario. Los grupos de riesgo que recomendamos inhibirse de reuniones están conformados por personas mayores de 65 años, embarazadas, personas de cualquier edad con enfermedades cardíacas, respiratorias crónicas, diabetes en tratamiento con fármacos, insuficiencia renal moderada, grave o crónica, enfermedades de la sangre, personas sin bazo, con enfermedades hepáticas graves, enfermedades neuromusculares graves, inmunosuprimidos, terapias contra el cáncer y la obesidad mórbida.

 

 Otras consideraciones

▪ Se sugiere que para las reuniones familiares se asista al domicilio de la población incluida en grupos de riesgo (en el caso que sea inevitable su participación) evitando los riesgos devenidos del traslado.

▪ Se recomienda también como número máximo 10 personas. Claramente, este es un límite que requiere del uso de sentido común y procurar que esta cifra sea inferior si vamos a compartir un espacio muy reducido. No es lo mismo estar en un salón con mucha amplitud o al aire libre, que estar en un espacio de pocos metros.

▪ La idea de que las reuniones sean familiares y reducidas en la cantidad de integrantes apunta a minimizar el contacto y, por ende, la expansión del virus en la población. La diferencia entre reuniones familiares y sociales consiste en la cantidad de grupos de convivientes en el aislamiento anterior. Así, si hubiera alguna persona con síntomas compatibles, será más fácil identificar los contactos en pocos núcleos familiares que en personas aisladas, para poder controlar la situación.

▪ Es importante, ante un caso sospechoso de COVID-19, identificar y dar información precisa a la autoridad sanitaria de los contactos estrechos de esa persona en el menor tiempo posible a fin de tomar rápidamente medidas de aislamiento y vigilancia de sintomatología compatible con la enfermedad.

▪ La ventilación de los ambientes compartidos es un elemento importante para la disminución del riesgo de contagio.

▪ Antes de ingresar a una vivienda procurar la desinfección de la suela del calzado, usando un trapo de piso embebido en una solución de agua con lavandina.

▪ Mantener la distancia de seguridad: esta distancia, según lo indicado por el Ministerio de Salud, es de un metro y medio, e idealmente dos metros, entre personas para evitar contagios. De no ser posible mantener estas distancias, podrá recurrirse al uso de tapabocas para los momentos en que sea posible su uso.

▪ Higiene de manos al llegar. La limpieza de manos es una medida necesaria para protegernos del COVID-19, y de cualquier otra infección. Al entrar en una vivienda, lavarse bien las manos con agua y jabón. Podrá facilitarse en la entrada de la vivienda un dispenser con gel desinfectante hidroalcohólico. Esta puede ser una buena medida de higiene y evitará aglomeraciones en el cuarto de baño.

▪ Cuidado de utensilios. Evitar compartir tazas, vasos, platos o cubiertos. Sería conveniente utilizar servilletas desechables. Lavar y desinfectar los materiales usados no descartables. No compartir mate.

▪ Mantener el teléfono móvil lejos. Los celulares son una gran fuente de contagio, por lo que se recomienda mantenerlos alejados de la zona de reunión, en la medida de lo posible. En el caso de utilizarlo, no apoyarlo en áreas comunes de contacto, y desinfectarse las manos luego de ello.

▪ Evitar el contacto físico. El contacto físico es una de las principales vías de contagio. Los saludos para evitar contagios son muy populares actualmente y se recomienda hacer uso de ellos.

▪ Desinfectar el hogar tras la visita. Conviene ventilar la casa y desinfectar los lugares que se hubieran compartido durante la visita.

▪ Se debe limpiar en profundidad las superficies de mayor contacto como pica portes grifos, interruptores y baños.

 

Deja un comentario