El sacerdote Justo José Ilarraz fue condenado a la pena de 25 años de prisión tras ser encontrado culpable por los delitos de promoción a la corrupción de menores y abuso deshonesto

El sacerdote Justo José Ilarraz fue condenado a la pena de 25 años de prisión tras ser encontrado culpable por los delitos de abuso y corrupción de menores, hechos registrados en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo entre 1985 y 1993.

- Publicidad -

El Tribunal conformado por los camaristas Alicia Vivian, Carolina Castagno y Gustavo Pimentel, por unanimidad, lo condenó a la pena de 25 años de cárcel al encontrarlo culpable por los delitos de promoción a la corrupción de menores y abuso deshonesto, ambos delitos agravados por ser encargado de la educación de los menores que tenía cargo y que lo denunciaron.

En la sentencia, se hizo lugar al pedido de prisión preventiva del condenado, bajo la modalidad de arresto domiciliario en calle Corrientes 328 6º A de esta ciudad de Paraná, vivienda de la que no podrá salir sin apercibimiento de revocarse el beneficio en caso de incumplimiento.

La jueza Vivian dispuso que al sacerdote se le coloque una tobillera o pulsera electrónica, por lo que permanecerá alojado en Alcaidía de Tribunales hasta tanto se cumplimenta lo resuelto.

El viernes 1 de junio a las 8 dará lectura íntegra de la sentencia.

Elonce.com

Deja un comentario