Ocurrió Entre Ríos y 9 de Julio de Crespo. La empleada fue reducida con un arma y encerrada en el baño. La Policía intenta determinar si el sujeto actuó solo o si hubo apoyo logístico

- Publicidad -

Pasadas las 23 horas de este domingo, un sujeto ingresó a un kiosco y tras reducir a la empleada con un arma de fuego, dejándola maniatada y encerrada en el baño del local, se alzó con una suma aproximada a 500 mil pesos, producto de la recaudación obtenida por el servicio de pago fácil.

La empleada que se encontraba por cerrar el negocio, ubicado en Entre Ríos y 9 de Julio de Crespo, se vio sorprendida cuando un hombre que vestía una campera y gorra, la redujo con un arma de fuego, haciéndole apagar luces, para luego maniatarla y  dejarla encerrada en el baño.

Tras haber superado el tenso momento, la mujer pudo desatarse para pedir ayuda  a la policía.

El subcomisario  Luis Tovani confirmó a FM SOL 107.9 que el delincuente se llevó toda la recaudación, una suma aproximada a los 500 mil pesos. La empleada pidió ayuda luego de haber podido desatarse, “a pesar de tener un arma, el sujeto no la lastimó.”

El funcionario se abstuvo de brindar detalles del atraco y agregó que “debió intervenir personal de la División Criminalística y Robos y Hurtos, los que se encuentran recabando pruebas a fin de esclarecer el robo.”

FM SOL 107.9

Deja un comentario