Informado el hecho en la guardia, personal policial de Crespo detuvo a un joven de 28 años, que había dañado una de las puertas del nosocomio local.

No es la primera vez que el joven presenta alteraciones mentales. Anteriormente había sido trasladado a Paraná para su tratamiento, tras haber agredido a su madre y vecinos que intentaban calmarlo.

- Publicidad -

Ante la reiterada conducta agresiva del hombre, el fiscal en turno decidió que se arbitren medidas de vigilancia y tratamiento. Esta vez se decidió el traslado a la Alcaidía de Tribunales, en el marco de la causa por daños y perjuicios provocados en la institución.

Deja un comentario