- Publicidad -

En las madrugadas una moto irrumpía a alta velocidad. No podía ser localizado. Había grupos que intentaron detenerlo y ajusticiarlo

Mucho trabajo le dio a la policía y a inspectores de Nogoyá localizar y demorar al motociclista que había puesto en vilo a la ciudad. Durante buena parte de los últimos 10 días era normal escuchar ruidos molestos, aceleradas y rebajes la madrugada emanados por una moto de alta cilindrada. Tras varios intentos, finalmente fue detenido el denominado «loco del escape libre».

- Publicidad -



En la tarde de este miércoles fue localizado y demorado el muchacho de 21 años, quien era intensamente buscado, e increíblemente no podía ser interceptado por la Policía.

La situación era esta. Aprovechaba la madrugada para acelerar al máximo la moto Titan 150 cc de color roja. El motociclista siempre de casco, paraba en las esquinas y avanzaba con la idea de despertar a la gente. Aceleraba y rebajaba y tras realizar las maniobras escapaba.

Muchos vecinos comenzaron a llamar a la Policía y a las autoridades judiciales para que hicieran algo.

Fue así que se realizaron operativos nocturnos y distintas diligencias, pero no se podía detener al motociclista que al ver los móviles, rápidamente se escapaba del lugar.

La acción molesta siempre la emprendía de madrugada en distintos lugares de Nogoyá. Y esto, al comentarse en los medios de comunicación, es como que envalentó más al joven que se sintió una especie de personaje del cual hablaban en las radios y en las redes sociales.

Desde la fiscalía a cargo de Federico Uriburu se pusieron al frente de los reclamos de los vecinos, y de oficio se ordenaron varias medidas judiciales que permitieron ubicar el domicilio del sospechoso, en la zona de calle Tristán Frutos y Francia.

Sin embargo, no se pudo localizar la motocicleta. Este miércoles a la tarde, finalmente el acusado del primer delito de Contaminación sonora fue ubicado con la moto, por lo que se dispuso el traslado del mismo a la Jefatura de Policía y el secuestro de la CG 150.

Ahora desde la Justicia se analiza adosarle, además el delito de Lesiones en grado de tentativa e Instigación.

Brigadas nocturnas

Algunos vecinos enterados de los frustrados intentos de poder detenerlo por parte de la policía, se agruparon e intentaron lo mismo, pero a costa de avanzar con la idea de «ajusticiar» al denominado «loco del escape libre».

En las redes sociales hubo comentarios que este grupo de personas estaban dispuestas a cualquier resolución, incluso de balearlo si era necesario para evitar la fuga.

En las extensas noches que se lo vio escapar por las calles de Nogoyá, se rumoreó que el motociclista podría tener relación con una persona ligada a la venta de estupefacientes, por lo que se especuló que la velocidad que imprimía era para el traslado -supuestamente- de estupefacientes.

Con este panorama es que se ampliaron los procedimientos y operativos de la policía que terminaron con el traslado a sede judicial de acusado.

Se hizo saber que el demorado es un empleado de una repartición pública de Nogoyá.

Deja un comentario