El fiscal dijo que la medida será, en principio, hasta que se efectivicen las audiencias imputativas y se realicen otras medidas de prueba. Además, los agentes deben designar abogados defensores.

Ocho policías de la Comisaría N° 15 de Santa Elena, en el departamento La Paz, fueron detenidos en la noche de este martes en el marco de la investigación por los supuestos delitos de privación ilegítima de la libertad y vejaciones en perjuicio de un joven de 16 años.

- Publicidad -

La medida fue ordenada por el fiscal de la causa, Santiago Alfieri. El representante del Ministerio Público Fiscal confirmó las detenciones, y dijo que la medida de coerción será en principio hasta que se efectivicen las audiencias imputativas y se realicen otras medidas de prueba. Además, los agentes deben designar abogados defensores.

Este martes también se supo que el jefe de la departamental La Paz de la Policía, Edgardo Corona, dispuso remover al subjefe de la Comisaría de Santa Elena, el oficial Leandro Molina, quien estuvo de turno la noche del sábado cuando habrían ocurrido los hechos de violencia hacia el joven denunciante. En su lugar fue designado el oficial Leonardo Sosa.

Además, el Jefe de Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, dispuso desvincular a los efectivos hasta tanto se resuelva su situación procesal. Se trata de un oficial y siete suboficiales. También tomó intervención la Dirección de Asuntos Internos.

Según informa el sitio Entre Ríos Ahora, el caso que investiga la Justicia sacude al Departamento La Paz, puesto que no se tiene precedentes de un episodio de semejante repercusión pública.

El lunes por la mañana, una mujer y su hijo realizaron la denuncia formal, luego de que el menor señalara que había sido golpeado, amenazado y humillado en la dependencia policial. Ante el fiscal de la causa, el adolescente contó en detalles lo que vivió el sábado por la noche, cuando había concurrido a la Comisaría en compañía de su novia y el tío de ésta, en el marco de otro trámite.

Según el relato del joven, en la vereda de la Comisaría, sobre avenida San Martín, tuvo un entredicho con un agente de civil que terminó de la peor manera. El uniformado lo redujo y lo ingresó a la dependencia. Una vez dentro, según el relato del chico, fue golpeado por varios policías en un “cuarto oscuro” de la dependencia. La violencia no fue sólo física, sino también verbal: según el joven, le profirieron amenazas de muerte e insultos.

Como primera medida se allanó la Comisaría, donde se secuestraron elementos de interés para la causa, como el acta de ingresos y egresos de la dependencia. Además se realizó un relevamiento fílmico y fotográfico sobre las instalaciones, para contrastar con el relato del joven.

Los delitos que se investigan son el de privación ilegítima de la libertad y vejaciones. Este martes, finalmente ordenó una serie de procedimientos en Santa Elena, Bovril y La Paz -en los domicilios de los policías sospechados- que terminaron con la detención de 8 uniformados.

Sus identidades aún no trascendieron, pero seguramente se conocerán luego de que sean formalmente imputados este miércoles. Además, luego se debe realizar la audiencia ante el juez de Garantías Walter Carballo, donde se definirán las medidas de coerción que deban cumplir los uniformados mientras dure la investigación penal preparatoria.

Deja un comentario