En Concepción del Uruguay los maestros denunciaron que debieron aguardar más de una hora al médico auditor para que les validara sus pedidos de licencia.

El segundo día de aplicación del nuevo sistema de control de licencias por enfermedad de la docencia entrerriana (más de 40 mil trabajadores en toda la provincia) fue con complicaciones. En Concepción del Uruguay los maestros denunciaron que debieron aguardar más de una hora al médico auditor para que les validara sus pedidos de licencia.

“Que se derogue y se suspenda inmediatamente”
- Publicidad -

Es por eso que la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) reiteró su pedido para que sea derogado el decreto N° 429, del 21 de marzo último, que puso en vigencia el nuevo sistema. La seccional Uruguay de Agmer demandó “que se derogue y se suspenda inmediatamente el decreto” por cuanto “afecta y vulnera los derechos conquistados”.

“Se quiere implementar sin ninguna información a docentes y directivos, y de un día para el otro. Hoy, en el segundo día de implementación, los docentes debieron estar en algunos casos más de una hora esperando la validación de su trámite de licencia, ya que no había médico auditor presente. A eso se suma la escasa información por parte del CGE hacia docentes y directivos, además de las inesperadas caídas del sistema SAGE”, dijeron desde el sindicato.

En forma orgánica, la conducción provincial de Agmer reprochó la aplicación de esos cambios que introdujo en la normativa Educación.

La idea oficial es bajar el gasto en suplencias. De 40.201 docentes, hay meses en el que los suplentes suman 7 mil, o sea un índice del 17%. Pero la Ley de Presupuesto fija que el índice de suplencias no debe superar el techo del 8%.

El decreto 429 del Ministerio de Gobierno, dictado el 21 de marzo último, aprobó un convenio marco de colaboración para llevar adelante esa tarea. “El régimen vigente de control de licencias por enfermedad se encuentra colapsado, existiendo una demora en las citaciones para revisión que muchas veces supera ampliamente el plazo de la licencia solicitada, lo que genera conflictos con aquellas situaciones que luego no son reconocidas tornando ineficiente el control de las mismas”, dice el texto del decreto.

Según Agmer, esa nueva normativa -“que, además, modifica el Régimen Unificado de Licencias e Inasistencias y sus procedimientos- obvió totalmente no sólo los debates en el seno de la Comisión de Prevención de la Salud Laboral Docente conformada por el CGE con participación de Agmer, sino que pasó por alto discutir en ese ámbito un borrador de este decreto”.

En 9 puntos, el reproche del gremio

“Su lectura expone una serie preocupante de modificaciones, aplicadas en una sucesión inaceptable de baches, contradicciones e inconsistencias”, advierte el gremio, y enumera esos puntos que reprocha:

– Entre los considerandos afirma que esta reforma agilizará gestiones ante las ART. A renglón seguido declara que va a actuar sólo sobre Licencias de “Corto” y “Largo Tratamiento” (Artículo 12°, incisos a y b del Régimen Unificado de Licencias).

– A su vez, la Cláusula Primera del Convenio adjunto fija sólo como su único objeto a las Licencias de “Largo Tratamiento”.

– El gobierno no menciona cómo confeccionará a partir de ahora las estadísticas que nunca produjo, ni qué acciones dispondrá sobre prevenciones a la salud, ambas cuestiones mencionadas para justificar el decreto.

– Tampoco señala cómo reducirá el “elevado registro de trámites inherentes a las licencias” que menciona.

– No expone cómo será la designación de los médicos auditores, ni qué horarios van a cumplir ni las incompatibilidades que supone serlo.

– El decreto da facultades sancionatorias a los futuros médicos auditores, supone que serán mejores profesionales que los médicos particulares controlados y no prevé ninguna acción en caso de que no sea así, para cuando haya connivencia entre ambos.

Deja un comentario