- Publicidad -

Una pareja de Crespo fue allanada tras la denuncia de una mujer a la que le pedían dinero a cambio de no viralizar sus imágenes.

Una mujer entrerriana comprobó que las redes sociales para conocer parejas, para encuentros privados y compartir imágenes íntimas, tienen doble filo. Se contactó con una persona a través de Badoo, comenzó a entablar cierta confianza, y así llegó a enviarle fotos. Poco después ese material fue utilizado por una pareja que estaba detrás del perfil del interlocutor para extorsionarla. La víctima hizo la denuncia correspondiente, que derivó en una investigación y el allanamiento a los acusados. Por disposición de la Fiscalía, efectivos de la División Robos y Hurtos secuestraron elementos informáticos que serán peritados para obtener pruebas que sustentarán la imputación.

Según se informó a UNO, luego de recibir la declaración de la mujer extorsionada, la Fiscalía dispuso una serie de medidas para poder identificar a los acusados, así como recabar información sobre lo sucedido.

La víctima se contactó con una persona mediante la aplicación Badoo, y durante un tiempo mantuvieron contacto. Este vínculo luego se transformó en una relación amorosa virtual y en una ocasión se encontraron personalmente. La misma se prolongó durante un tiempo, durante el cual la otra persona le requería a la mujer que le enviara fotografías y videos de carácter íntimo. Como había ganado su confianza, ella accedió. Pero en poco tiempo esa relación se transformó en una pesadilla.

La mujer comenzó a recibir mensajes de texto y llamadas telefónicas, en los cuales le solicitaban dinero en efectivo por cada video y foto que había mandado. La amenaza consistía en que, de no entregarles la plata requerida, les mostrarían a sus padres esas imágenes y también las iban a viralizar en las redes sociales.

Los investigadores policiales lograron individualizar la vivienda de los manipuladores, por lo que la Fiscalía solicitó al Juzgado de Garantías N° 6 el allanamiento a ese domicilio, que fue otorgado.

El procedimiento se llevó a cabo el lunes en Crespo. Al llegar a la casa la pareja se sorprendió ante la presencia de los uniformados, quienes comenzaron a revisar las dependencias de la misma para encontrar los elementos utilizados para la actividad delictiva.

De este modo, se procedió al secuestro de cuatro teléfonos celulares y una notebook, que eran utilizados por las dos personas sospechosas para ingresar a la red social y contactarse con la víctima.

Estos elementos serán enviados al área de análisis informático del Poder Judicial para que sean peritados con la finalidad de constatar la denuncia. Pero además, los investigadores consideran que se podría encontrar en los celulares y en la computadora más material relacionado a otros hechos delictivos similares. Es decir, no se descarta que otras personas hayan sufrido extorsiones con el mismo modus operandi por parte de esta pareja.

Este caso reciente sucedido en Entre Ríos (que ya registra antecedentes, sobre todo en Paraná) es una práctica que se suele denominar sexting, que se considera una modalidad de violencia sexual que ha proliferado en todo el mundo en los últimos años. Es un término que implica la recepción o transmisión de imágenes o videos que conllevan un contenido sexual a través de las redes sociales, ya sea con o sin autorización de quien los coloca en el medio. Especialistas han advertido que esta práctica, sobre todo entre adolescentes, conlleva riesgos de graves determinaciones que ellos pueden adoptar.

(Uno)

Deja un comentario