- Publicidad -

«Feliz por la noticia de saber que mi hermana está bien,» expresó Alejandra, la hermana mayor de Martina. La joven escapó de la casa donde estaba sometida a servidumbre y maltrato. Muy pronto se reencontrará con sus hermanas y podrá rehacer su vida

La búsqueda comenzó el pasado 3 de junio cuando Martina decidió abandonar la casa de su cuidadora. Fueron varios días de incertidumbre de no saber que había pasado con la adolescente. Alejandra no tenía noticias de su hermana ya hace cinco años porque «nunca pudo comunicarse» con ella. «Porque las personas que la tenían a Martina no la dejaban, no tenia celular y nunca pude comunicarme con ella»

- Publicidad -




Cómo fue la búsqueda

En los videos de las cámaras del Municipio de Lanús, se puede ver cómo Martina salió corriendo de su domicilio el miércoles 3 de junio a las 17 horas, y fue a pedir ayuda a lo de un vecino que vivía a dos cuadras. Al verla llena de moretones, el hombre se ofreció a acompañarla a la comisaría para que realizara una denuncia. No, porque me va a matar», le contestó la joven en referencia a su cuidadora.

Este miércoles por la tarde, Martína Farías fue encontrada con vida en Almirante Brown. Desde el 3 de junio, fecha en que se escapó de su casa por los reiterados maltratos y golpizas de su «cuidadora», Martina era intensamente buscada por la Policía Bonaerense.

Desde anoche, los investigadores seguían una pista que llegó desde en Moreno. El dato provenía del llamado de un kiosquero, que trabaja cerca de la estación de tren y a quien la adolescente de 16 años le había pedido ayuda. De acuerdo con lo que pudo reconstruir este medio, el hombre intentó retenerla y llamar al 911, pero la chica se fue. Desde entonces, se analizaban las cámaras de seguridad de la zona y alrededores.

Finalmente, Martina apareció en la zona de Almirante Brown. Según trascendió, «presenta dificultades para ubicarse en tiempo y espacio».

La encontró personal de la Comisaría de Glew, luego de que una mujer entrara a la dependencia para avisar que vio a «una chica divagando perdida» por la zona. Así, la Policía la asistió. Martina no recordaba su DNI, sí su dirección. La reconocieron rápidamente.

La historia familiar de Martina Farías es compleja. Nacida en Entre Ríos, Martina y sus cuatro hermanas fueron separadas para ser adoptadas. Tres de ellas quedaron bajo la tutela de Verónica Farías, una médica especialista en ginecología y obstetricia que, después de un tiempo decidió abandonarlas.

Allegados a la médica aseguran que a las chicas las cuidaba la abuela Norma, es decir, la mamá de Verónica». Pero cuando la mujer falleció, hace aproximadamente cuatro años, Farías echó a Alejandra cuando cumplió 17 años. A la mayor la mandó a un internado; a la del medio se la llevó a vivir a Pinamar; y a la más chica. Tiempo después echó a Nanci, quien quedó a cargo de Alejandra y como la relación era complicada con la mas chica, decidió entregar a  Martina una amiga de su mamá llamada Margarita. Pero la mujer no soportó la convivencia con la nena («Decía que era rebelde y que tenía problemas psicológicos») y se la entregó a su hermana Beatriz, su «cuidadora».

Alejandra contó a SOLNoticias que recibió la noticia por parte de un comisario y que éste le confirmó que se trataba de Martina. «Entonces le pedí que la retenga. De ahí la llevaron a Lanús y está en un internado». Además comentó que en el transcurso del dia de hoy estaría viajando para reencontrarse con su hermana y que estaría volviendo a Ramírez, donde vive actualmente.

SOLNoticias

Deja un comentario