- Publicidad -

«Nació, le cortaron el cordón umbilical, no se lo sujetaron y lo dejaron abandonado a su suerte, por lo que se habría desangrado», detalló el fiscal. La Justicia ahora investiga un homicidio, descartando el delito de aborto.

El fiscal Ricardo Temporetti confirmó que tras los resultados preliminares de la autopsia realizada al cuerpo del recién nacido encontrado en el basural de Feliciano, el pasado 11 de mayo, se determinó que el bebé tuvo vida extrauterina, por lo que la Justicia ahora investiga un homicidio, descartando el delito de aborto.

«Nació, le cortaron el cordón umbilical, no se lo sujetaron y lo dejaron abandonado a su suerte, por lo que se habría desangrado», detalló el fiscal en comunicación con Realidad Regional al brindar detalles de los resultados preliminares de la autopsia realizada en la Morgue Judicial de Oro Verde. Asimismo, aclaró que el cuerpo «no tenía signos de violencia».

Sobre la investigación, el fiscal aseguró que están en búsqueda de la madre de la víctima. «Es la punta del ovillo. Tenemos que encontrarla para entender las circunstancias de por qué se llegó a esto, pasa saber qué pasó», afirmó.

Temporetti comunicó que, junto a personal policial, está haciendo un trabajo de investigación exhaustivo para dar con el o los responsables, destacando que aún no se sabe si es hombre o mujer, ya que existe la posibilidad de que la madre haya sido víctima de algún tipo de violencia.

«Estamos buscando quién podría ser el autor, no sabemos si fue un hombre o una mujer. Pudo haber sido una mujer que haya sido violentada, que haya parido y luego alguien le haya sacado el bebé por la fuerza y no sabemos si está siendo hoy víctima de algún tipo de violencia, o puede llegar a ser que se trate de la propia madre», concluyó.

El letrado fue tajante al asegurar que aún no cuentan con elementos incriminatorio o indicios serios de quién podría ser el autor del cruento hecho.

Respecto a la viralización de las fotos al momento del hallazgo y al escrache en las redes sociales, el abogado indicó: «Lamentablemente, el mismo día del hecho nos reunimos con el Jefe de Policía Salinas en la Jefatura Departamental, convoqué a los funcionarios que habían participado del operativo, secuestré celulares y abrí una causa para investigar la difusión de estas imágenes, que además de implicar un delito, son de muy mal gusto e interfieren en la investigación».

«Tenemos que ser muy profesionales a la hora de trabajar en un tema tan delicado», finalizó.

Deja un comentario