SOLNoticias
- Publicidad -

La habilitación rige para todo territorio provincial, con excepción de Paraná, Santa Ana e Islas del Ibicuy. Se permiten hasta diez feligreses y quien celebra el culto puede contar con dos personas que lo asistan

El gobierno de Entre Ríos, autorizó las actividades religiosas de las organizaciones inscriptas en el Registro Nacional de Culto, en todo el territorio provincial con excepción de las localidades que registren transmisión por conglomerado de COVID-19, esto es, Paraná, Santa Ana e Islas del Ibicuy.

- Publicidad -



La ministra de Gobierno, Rosario Romero, confirmó que a partir de este miércoles fue autorizada la realización de ceremonias religiosas en el territorio provincial, con excepción de las localidades de Paraná, Santa Ana e Islas del Ibicuy

«Las actividades religiosas de las organizaciones inscriptas en el Registro Nacional de Culto pueden comenzar a funcionar cumpliendo con las normas del protocolo», anunció la funcionaria provincial.

En relación al protocolo de cuidado, la ministra detalló que deberán acatarse «normas de higiene antes del ingreso al lugar de culto, que se ingrese por un lugar y se salga por otro, que no haya más de diez personas simultáneamente y que no permanezcan más de una hora dentro del lugar de culto».

«Se permiten hasta diez feligreses y quien celebra el culto puede contar con dos personas que lo asistan», remarcó Romero al destacar que «está regulado todo lo que puede pasar dentro de un lugar de culto en este decreto 1053 que empieza a tener vigencia a partir de este miércoles».

«Si bien todavía no es indeterminado el número de personas que pueden entrar en una iglesia o en un lugar de culto, sino que es hasta diez personas, este decreto aliviará el pedido que se reitera en toda la provincia, y que todo el equipo de gobierno está recibiendo desde hace mucho tiempo», argumentó.

(elonce)

 

 

Deja un comentario