La beba de seis meses y su madre, una mujer de 29 años, permanecían en la terapia del hospital de Concordia como consecuencia de las graves heridas que sufrieron tras un accidente de tránsito. El auto quedó sumergido tras un despiste.

Un espejo de agua sobre la Autovía Artigas originó el despiste de un automóvil Fiat Uno (LBS-703), el que terminó sumergido en el centro de ambas manos. El accidente se registró a la altura del kilómetro 226, en jurisdicción de la comisaría de Pedernal, alrededor de las 14 de este domingo.

- Publicidad -

Según confirmaron fuentes policiales, el vehículo era conducido por Cristian Báez, de 32 años y domiciliado en Colón, el que viajaba junto a su pareja, Angélica Benítez de 29, y sus dos hijas: una niña de cinco años y una beba de seis meses.

Como consecuencia del accidente, todos fueron trasladados en ambulancia hacia el Hospital Masvernat de Concordia, desde donde se informó que el conductor se negó a recibir atención médica por los politraumatismos que presentó.

Su esposa, en tanto, sufrió una contusión pulmonar severa grave por lo que fue derivada a la Unidad de Terapia Intensiva.

La niña de cinco años registró politraumatismos y una herida cortante en zona escapular derecha por lo que le realizaron dos puntos de sutura.

Y la bebita debió ser internada en la Unidad de Terapia Intensiva de niños como consecuencia de un politraumatismo grave.

Por disposición del fiscal en turno, al conductor se le practico extracción de sangre y se dio intervención al personal de la División de Criminalística.

Deja un comentario