Con el objetivo de fortalecer la imagen de la mujer cooperativa como instrumento de cambio en la salud y seguridad agropecuaria y trabajar sobre la disminución de riesgos para el productor y su familia, el Grupo de Mujeres Cooperativistas Arco Iris organizó un ciclo de charlas que incluyeron la ciudades de Tabossi y Crespo.

El disertante fue el reconocido especialista en medicina en el agro, Dr. Marcos Grigioni.

- Publicidad -

El 3 de septiembre tuvo lugar el primer encuentro, en el salón del Centro de Jubilados de Tabossi, bajo un importante marco de público, entre ellos productores, integrantes de empresas familiares de la zona, profesionales agropecuarios y de la salud vinculados al sector.

Al día siguiente, el Salón Municipal de Crespo fue el epicentro para la jornada de cierre de este ciclo. A partir de las 20 horas, el disertante explicó, entre otros temas, que “en nuestro país al sector rural se lo mide por lo que produce, no por la gente que lo constituye, que es lo más importante y a eso apunta la medicina agrícola, a proteger a los actores que trabajan y viven en el campo, ya sea el empleado, el propio productor agropecuario, sus familiares o contratistas externos y profesionales vinculados a ese mundo” remarcó.

Marcos Grigioni forma parte de una red mundial de profesionales de distintas áreas que trabajan en medicina agrícola y cuya estrategia de acción se basa en la innovación social, comunicación, capacitación y entrenamiento en prevención en las áreas críticas de la producción rural.

La Agrícola Regional Coop. Ltda., como un eslabón más en esta cadena, asume el compromiso de trabajar por la seguridad del productor y sus familias. Creando el espacio para el contacto entre la prevención y los actores involucrados; y participando a otros, como la salud pública, la educación, los profesionales vinculados al agro; entre otros, de los cuales también se necesita implicación y responsabilidad en cada acción.

Deja un comentario