- Publicidad -

El presidente Beltran Cepeda analizó la situación de Cultural. Situación sanitaria, económica y deportiva. Programan festejos por los 80 años del club.  

La Asociación Deportiva y Cultural transita un tiempo especial, camino a sus 80 años de vida institucional que se celebrarán el próximo año. En medio de un 2020 complejo a nivel internacional, donde la pandemia del covid19 cambió planes en todos los países, incluida la Argentina, las instituciones deportivas sobrellevan la situación de la mejor manera posible, dentro de las posibilidades que tiene cada una.

- Publicidad -




En el caso de Cultu, su presidente, Beltrán Cepeda, entiende que el orden es fundamental. Explicó que “A través del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) del Estado nacional, fuimos beneficiados por tener empleados inscriptos, recibiendo ellos el 50 por ciento de su sueldo a través del Estado. Nos presentamos en todos los programas de subsidios largados por Nación, a través de la propuesta denominada Mi Club, de la Secretaría de Deportes, y de a poco empiezan a llegar las respuestas. Lo que teníamos que hacer lo hicimos, todo está correctamente presentado. Lo seguimos periódicamente a cada tema y la realidad es que hoy están en la etapa de análisis de cada uno de los presentados y eso lleva su tiempo, por ejemplo días pasados recibimos, la noticia que en el programa “Clubes en obra”, fue aprobada una primera etapa y ahora en esta segunda etapa tenemos que ingresar más datos referentes a nuestro proyecto, el sistema se maneja, entregando una tarjeta de débito al responsable de la institución y con ella, se adquieren los elementos que fueron presentados en la propuesta de proyecto, luego se debe realizar la rendición de cuentas ante el ente encargado de controlar el cumplimiento”.

Los socios, la pieza clave de Cultural

El presidente Celeste entiende que, ante tantas complicaciones, el rol que están cumpliendo los socios es clave. “En nuestro caso si no fuese por el gran compromiso de los socios, estaríamos en una situación más alarmante aún de la que ya tenemos. Nuestros socios se portan muy bien con la institución, la cuidan y la quieren. La muestra más clara es que, aunque las puertas estuvieron cerradas varias semanas, muy pocos se dieron de baja. Muchos plantearon la posibilidad de hacerlo por cuestiones económicas, pero les propusimos que sigan y que cuando esto pase nos podamos sentar, charlar, y arreglar un plan de cuotas para que de a poco puedan ponerse al día.  Entonces decidieron seguir. Y una gran parte del padrón sigue cada mes aportando su cuota, siempre, algo que valoramos porque es un momento donde verdaderamente necesitamos la ayuda de todos”.

“Esta es una situación apremiante no solo en lo institucional. Va mucho más allá, porque nos preocupa la situación de nuestros profesores, entrenadores, colaboradores, porque ellos también tuvieron que parar sus actividades. Algunos pueden ir retomando, pero se encuentran con trabas, con que solo tres disciplinas pueden trabajar hasta el momento en nuestro caso. Pero hay alrededor de quince profesores que no pueden venir al club y tienen que salir a los parques públicos, por ejemplo, a desarrollar actividades. Son las situaciones que habría que rever, porque no hay mejor lugar que un club para contener estas actividades, teniendo espacios verdes, instalaciones, para desarrollar las actividades siguiendo todos los cuidados lógicamente”, agregó.

Y aclaró que “Hoy solo entran socios a nuestro club, tenemos un estricto control, incluso con una guardia permanente en la secretaría, con gente que está de día, tarde y noche y controla que se utilice el lavasuelas, el alcohol en gel, que se firme la planilla de ingreso y demás detalles incluidos en el protocolo sanitario que nos permite abrir. Hacemos todo con responsabilidad porque queremos retomar con más disciplinas, queremos recuperar la vida social que el club ofrecía y para eso todos, desde el lugar que nos toca, debemos hacer bien las cosas”.

 

Presente y futuro

Beltrán Cepeda analizó la situación sanitaria que vive Crespo y comentó que “Esperamos que estos contagios que se produjeron queden en eso, que a partir de agosto si todo sigue bien se pueda ir flexibilizando la situación general y que en septiembre se sumen habilitaciones, porque a nivel nacional ya se habla de eso y nos genera esperanza. Al menos ya se habla seriamente de la posibilidad. En Crespo por suerte tuvimos casos aislados, y la sociedad de Crespo no puede estar parada por un par de casos. Si la situación fuera otra, seríamos los primeros en sumarnos a la idea del cerramiento. Pero hasta ahora estamos bien y entonces creemos que es momento de avanzar. En nuestro caso, y les pasa a muchos, fuimos consumiendo nuestros ahorros para aguantar la situación, necesitamos que se vaya retomando lo que teníamos antes de marzo cuando comenzó la pandemia”.

En relación a la situación estrictamente institucional, detalló que “La confección de camperas es un proyecto en el que veníamos pensando y afortunadamente pudimos hacer realidad. Primero pensamos en hacer el lanzamiento aprovechando el Día del Padre, pero todo que nos fue sucediendo a nivel social por la pandemia nos fue demorando y el lanzamiento lo hicimos finalmente el 9 de Julio. Era una materia pendiente, porque precisamente en 2019, en esa fecha y cuando se hizo el desfile patrio, programamos que en 2020 Cultural tendría su indumentaria específica de invierno para desfilar. Lo seguimos al proyecto, que fue muy bien recibido por socios y allegados, y hoy es una feliz realidad. Hicimos una primera cantidad y se vendió, volvimos a pedir y ya están pedidas, por lo que iremos por un tercer pedido. Tuvo muy buena recepción en hinchas y socios”.

Programan festejos

Mirando hacia adelante, el presidente de Cultural dijo que “80 años no se cumplen todos los días. El 1 de mayo en 2019 ya empezamos a trabajar y transitar este camino. Vamos organizando ideas, pensando en 2021 con una gran cena. Nos vamos contactando con gente que va a colaborar, estamos pensando obras nuevas a realizar y en terminar las que tenemos encaminadas, porque la idea será inaugurar muchas de ellas en esa ocasión tan especial”.

“En mi caso llevo 4 años como presidente, pero para los adultos mayores, por ejemplo, que ven su vida alrededor del club, con hijos y nietos que fueron pasando, es una fecha más que especial. Marca todo lo que significa este próximo aniversario. Queremos hacer un gran festejo justamente por todo eso, porque nos sentimos orgullosos de la historia y de todos los que fueron aportando su granito de arena en todo este tiempo”, agregó.

Por último, aclaró que “Tenemos que sortear un obstáculo desde lo formal antes del festejo, porque la realidad es que tenemos la Asamblea de socios prevista, que no se pudo hacer aún por la pandemia. Cuando esto mejore, Personería Jurídica ya avisó que habilita y da 120 días para organizar la asamblea. Tenemos el balance y las memorias listas en nuestro caso, está todo dado, pero no depende de nosotros la fecha de realización ahora. Está previsto también sumar nuevos socios vitalicios, algo que nos llena de orgullo porque es gente que colaboró toda su vida con el club, y puedo anticipar que vamos a presentar una lista en nuestro caso para ir por la continuidad de este proyecto que como comisión venimos desarrollando. Si nos toca seguir será un orgullo hacerlo y si le toca asumir a otro grupo, apoyaremos desde donde nos toque cada proyecto que favorezca a Cultural”.

Deja un comentario