El Gobierno se quiere anticipar a cualquier intento de ruptura de su principal socio político. A la cumbre asistirán Cornejo, Valdés y Morales

El jefe del Estado, Mauricio Macri, decidió zanjar las diferencias dentro del frente Cambiemos de cara a los cruciales comicios generales y les dio luz verde a sus dirigentes de mayor confianza para ofrecer abrir la fórmula presidencial y ceder el cargo de vice a la Unión Cívica Radical (UCR). La convocatoria a un encuentro a realizarse la semana próxima llegó en medio de la crisis económica y de los reclamos de dirigentes del radicalismo en pos de una mayor participación en las decisiones de la alianza oficial.

- Publicidad -

 

Si bien en febrero el Presidente analizó una eventual apertura a la UCR, la baja de Macri en las preferencias de los votantes reflotaron esa alternativa. En ese marco, en las últimas semanas se potenció la posibilidad de que un radical vaya como aspirante a vice.

 

Al respecto, fue clave la reciente visita a la Casa Rosada del histórico operador de la UCR Enrique Coti Nosiglia, quien planteó que el primer mandatario debía rodearse de un vicepresidente radical para aplacar la interna.

 

El jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, evaluó el planteo de Nosiglia, al tiempo que continuó despejando interrogantes sobre la reelección de Macri y echando por tierra una probable candidatura de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

 

Es que, según Peña, abrir la fórmula presidencial permitiría garantizar el apoyo radical y aventar potenciales saltos hacia el lavagnismo y, a su vez, correría del camino la opción encarnada por Vidal.

 

Por eso, el fin de semana pasado Peña comenzó la convocatoria a los gobernadores radicales, Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes), a una cumbre programada para el lunes en Casa Rosada.

En el encuentro también estarán presentes Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro del Interior nacional, Rogelio Frigerio.

 

Al mismo tiempo, el gobierno de Macri busca adelantarse y fortalecer a los radicales que defienden la continuidad en Cambiemos, teniendo en cuenta la inminente convención nacional de la UCR (todavía sin fecha), marco en el que se escucharán las voces que proponen romper con el PRO e, incluso, avalar la candidatura presidencial del exministro de Economía Roberto Lavagna.

 

Por su parte, Nosiglia se había reunido en días anteriores con Cornejo en Mendoza, donde repasaron provincia por provincia el estado de situación de los principales dirigentes radicales.

 

Peña negó que se esté frente “a un fracaso”

El jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, negó ayer que el gobierno de Cambiemos esté frente a un “fracaso económico”. Y dijo que, en todo caso, el “desafío” de la coalición oficialista es “superar la historia de fracaso” del país porque, según subrayó, la administración de Mauricio Macri “no inventó la pobreza, la inflación o la desocupación” en la Argentina. El funcionario también atribuyó los problemas de la economía a una “crisis que impactó hace un año llamada sequía y a la condición de los mercados emergentes”.

 

Por otra parte, el funcionario aseguró en las últimas horas que el gobierno de Mauricio Macri no tiene “trolls” en las redes sociales. Y contraatacó: “El kirchnerismo los tenía, nosotros no porque somos transparentes”.

 

Deja un comentario