- Publicidad -

Milagros Martínez, conocida por su lucha contra una malformación congénita, compartió un instante con Alberto Fernández durante su visita a Racedo. 

En el marco de la visita presidencial de Alberto Fernández a Racedo, Milagros Martínez, de 13 años, llamó la atención del mandatario nacional, quien se acercó a ella para brindarle la posibilidad de tomarse una fotografía.

- Publicidad -




«No queríamos exponer ni la salud de Milagros, ni la de él tampoco, así que fuimos precavidos para saludarlo de lejos pero él se acercó y se sacó una foto», contó el padre de Milagros. «A ella le encanta la política, siempre habla de eso y está muy informada», agregó Javier Martínez a El Once.

Siempre respetando los protocolos, el hombre comentó que Fernández «fue muy atento». «Quizás sea la única vez que venga un Presidente a nuestro pueblo», comentó al mostrarse «sorprendido» por la visita presidencial.

La pequeña tenía un turno para una consulta con una cirujana del hospital Garrahan para el 26 de marzo, pero por la pandemia se suspendió. Actualmente esperan que se reanuden las atenciones para llevarla y encontrar una solución.

Milagros nació con atresia de esófago, una malformación congénita, que también le produjo una fibrosis pulmonar. «Después de tantas operaciones, se alimenta con una bomba de alimentación, pero por lo reflujos, tiene un daño en los pulmones, así que también usa una mochila de oxígeno», comentó el papá de la pequeña al medio paranaense.

Javier Martínez, de ocupación changarín, y su esposa, costurera, siguen bregando por la posibilidad de hallar un empleo mejor. «Buscamos trabajo en blanco, porque Mili tiene 13 años, pero el Garrahan atiende a chicos de hasta 15 años. Tendríamos que buscar otro hospital para su seguimiento, pero eso sería distinto si tuviéramos obra social», argumentó.

La niña ya fue operada 42 veces -la primera fue a los tres meses de edad- y su familia está esperanzada en que en un futuro una nueva cirugía la ayude a dejar definitivamente la sonda gástrica por la que está obligada a alimentarse con una leche especial y abandonar por fin su mochila de oxígeno, ya que también padece una fibrosis pulmonar como consecuencia de su misma dolencia.

Deja un comentario