Familiares de A. Seimandi presenciaron la sesión del HCD

En la sesión estuvieron presentes familiares de Don Antonio Seimandi

Este miércoles 5 se aprobó por unanimidad el proyecto elevado por el Ejecutivo mediante el cual se propone nominar a la calle pública Nº 246 con el nombre de  Antonio Seimandi.

- Publicidad -

En los considerandos del proyecto se expresa en principio la necesidad de preservar en la memoria de nuestro pueblo el recuerdo de aquellos hombres que fueron actores fundamentales en el desarrollo y  progreso de nuestra ciudad, entre los que indudablemente se destaca la gestión de Don Antonio V. Seimandi, quien fuera intendente en el período 1966 a 1973.

Durante su intendencia, se realizaron innumerables y trascendentes obras para nuestra ciudad, como pavimentación estaban paralizadas, ya que se habían iniciado varias cuadras, sin terminar ninguna. En 1970 se inauguraron oficialmente las obras de pavimentación, ampliándose luego hasta totalizar la cantidad de noventa y tres cuadras en el radio céntrico de la ciudad. Además se realizaron tareas de afirmado y enripiado de numerosas calles.

Teniendo en cuenta la magnitud de las obras, se adquirieron maquinarias para mantención de calles pavimentadas, enripiadas y afirmadas, como también vehículos para uso  del municipio.

Entre las principales decisiones de gobierno se gestionó y construyó una vía de acceso a la ciudad con la Ruta Nacional Nº 131 actualmente Ruta Nacional N° 12, lo que es hoy el acceso Pte. Raúl Alfonsín, la misma se realizó con el aporte provincial, rompiendo así el aislamiento que durante décadas tuvo Crespo con el resto de la provincia y la nación.

Se proyectó y construyó la primera etapa del nuevo y moderno edificio del Palacio Municipal, que comprendía la estructura de hormigón armado y salón polivalente, siendo importante destacar que al final de su mandato, se dejaron en las arcas municipales los fondos necesarios para la conclusión completa de la obra.

Como una característica fundamental de su gobierno Seimandi promovió la creación de numerosas comisiones vecinales. Consejo Asesor de Vecinos, donde sus miembros aseso-raban al intendente sobre temas de interés general y además promovían el dictado de ordenanzas de fundamental importancia para la ciudadanía.

Se puso en valor con obras de mejoras el parque de la avicultura, situado en aquel entonces en un predio céntrico de tres manzanas.

Se proyectó en colaboración con la comisión Pro-templo de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, la Plaza y Parque Infantil, que en la actua-lidad son la Plaza del Monumento a la Madre y el Parque Evita.

Se construyeron tres lagunas estabilizadoras para líquidos residuales,  siendo Crespo el primer municipio en la provincia en ejecutar esta importante y eficaz obra para la absorción de las aguas servidas.

En este período se creó el archivo municipal y gracias a esta acción se reordenaron todos los documentos que de alguna manera contribuyeron a rescatar y organizar la historia de Crespo. Se inició la organización de la administración municipal, capacitando a los empleados y dotándolos de los elementos fundamentales para su trabajo.

En el año 1966,  se instaló el primer taller municipal de reparaciones de vehículos, maquinarias y equipos, siendo esto un importante ahorro para el municipio.

Se creó una clínica escolar cuya función era velar por la salud de los niños que concurrían a los establecimientos educativos urbanos y rurales. La misma funcionaba en el Hospital San Francisco de Asís y contaba con un consultorio odontológico infantil.

Además se construyeron un total de ochenta (80) viviendas con planes del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda y del plan Nación –Provincia –Municipio.

Se creó y equipó el Departamento de Salud Pública, haciéndose cargo entre otras cosas del saneamiento ambiental, para el bienestar de la salud de la población que controló por primera vez los puestos de expendio de alimentos y los productos alimenticios, realizando además  control de plagas. Y cabe destacar  que se comenzó  a otorgar la Libreta Sanitaria.

En el año 1969 bajo su gobierno, el Municipio se hace cargo de la conservación de caminos vecinales que hasta esa fecha le competía a Vialidad Provincial, promoviendo la creación del Consejo Vial Municipal, el cual tenía la función de informar el estado de las rutas y vías de acceso. Así se pudo realizar la mantención de aproximadamente 200 km de caminos rurales.

En su gestión se realizaron importantes trámites en pos de la cesión de terrenos del ex Ferrocarril de Entre Ríos al patrimonio municipal.

En este período se colocaron 280 lámparas, comprendiendo el radio céntrico y hasta mitad de cuadra en algunos barrios, se instalaron farolas en Plaza Sarmiento y se pusieron columnas de doble lámparas en algunas avenidas.

También se organizó un Servicio de Transporte, constituyéndose la agremiación de taxistas y autorizando la circulación de colectivos urbanos, fijando recorridos y construyendo cabinas de espera.

Sin dudas su gestión fue el puntapié inicial para la organización y modernización del municipio y de nuestra ciudad.

La presente denominación fue analizada en la Comisión de Nomenclatura de este Concejo, considerando este caso como excepción al Art.5° inciso “d” de la Ordenanza Nº 36/16, pues si bien es cierto que el gobierno de don Antonio Seimandi trascurrió durante un período de facto, contrariando el mencionado inciso, considera esta Comisión que los aportes al Pueblo de Crespo por parte de este ciudadano, exceden todo análisis y el reconocimiento es a la obra de esta persona y no a la forma en que accedió a su gobierno.

La calle Nº 246 ahora Antonio Seimandi se encuentra ubicada en Barrio San Miguel, formando parte del loteo Las Rosas II.

FM SOL 107.9

Deja un comentario