El Ministerio Público Fiscal solicitó, este martes, que sea elevada a juicio la causa en la que está imputado por el supuesto delito de falso testimonio el intendente de Seguí, Cristian Treppo (PJ). La petición fue formulada en la audiencia que se desarrolla ante la jueza de Garantías Elisa Zilli.

La Fiscalía le reprocha a Treppo haber mentido en su declaración como testigo en el juicio que se le siguió al exvicegobernador Héctor Alanis (PJ) y al exvicepresidente primero del Senado, Humberto Re (UCR) por el desvío de fondos millonarios del Senado durante 1999. En esa época, Treppo era auditor del Tribunal de Cuentas en la Cámara Alta. En el juicio que se desarrolló en abril del año pasado, la justicia condenó a los dirigentes a la pena de 3 años y medio de prisión.

- Publicidad -

En la audiencia, el fiscal Franco Bongiovani, que llevó adelante la investigación penal preparatoria, sostuvo que se comprobó que la declaración testimonial de Treppo durante el juicio a Alanis fue “armada” por Gustavo Pérez, exdirector del Servicio Administrativo del Senado, quien hoy se encuentra imputado en la famosa causa de los contratos legislativos apócrifos.

El representante del Ministerio Público Fiscal señaló que durante la investigación hallaron un correo electrónico enviado por Pérez a Treppo en el que le detalla lo que debía declarar en el juicio.

Por su parte, el abogado del intendente, Germán Coronel, solicitó el sobreseimiento y aseguró que la Fiscalía no tiene probado que su defendido haya mentido en el juicio en el que declaró en calidad de testigo.

Además, impugnó la evidencia traída por la Fiscalía sobre el mail del imputado de la causa contratos. Asimismo, recordó que en una primera instancia su defendido estuvo imputado en el caso Alanis, pero que luego le dictaron el sobreseimiento por prescripción.

Tras escuchar a las partes, la jueza de Garantías debe definir si eleva o no la causa a juicio oral y público.

El caso que complicó a Treppo

El 3 de abril de 2018, la Justicia condenó a tres años y medio de prisión de cumplimiento efectivo al exvicegobernador Héctor Alanis (PJ) y al exvicepresidente primero del Senado Humberto Carlos Re (UCR), al hallarlos culpable por el desvío de un monto próximo a los u$s 6 millones durante el año 1999 en el Senado de Entre Ríos, cuyo destino final todavía hoy se desconoce. Además, les impuso la pena de inhabilitación absoluta perpetua para ocupar cargos públicos y al pago de una multa de $90 mil.

Los otros dos involucrados en la causa por peculado –utilizar fondos públicos en asuntos privados-, los exadminsitradores de las cuentas del Senado, Maximiliano Alanis, sobrino del exvicegobernador y yerno del exgobernador Jorge Busti, y el contador José Maximiliano Crettón Pereyra, recibieron sendas condenas de dos años y ocho meses de prisión de cumplimiento condicional al haber accedido a un juicio abreviado. Las condenas fueron confirmadas el 31 de octubre de 2018 por la Cámara de Casación Penal, conformada por los vocales Marcela Davite, Cristina Van Dembroucke y Mauricio Derudi.

Dos funcionarios del Tribunal de Cuentas que estuvieron a cargo del control de las cuentas del Senado en ese año 1999, entre ellos, el actual intendente de Seguí, Cristian Treppo, fueron cuestionados durante la sustanciación del juicio por no haber ejercido con celo la auditoría. El fallo de Casación apunta que Treppo “estuvo imputado, y fue erróneamente sobreseído por prescripción de la acción penal”. Y concluyó que “la sustracción de los fondos fue posible justamente porque los funcionarios del Tribunal de Cuentas de la Provincia no realizaron el control en defensa de los fondos que eran adjudicados para el funcionamiento del Senado”.

En el alegato de clausura del juicio que se desarrolló entre marzo y abril de 2018, el Procurador General de la Provincia Jorge Amílcar Luciano García cargó duro contra Treppo, a quien acusó de haber mentido en su declaración que formuló por escrito, por cuanto se amparó en las prerrogativas que dispone el Código Procesal Penal. “Treppo había sido traído por Alanis. No en vano hoy es intendente, porque responde a ese sector. Y no en vano (…) Treppo ya está a punto de ser elevado a juicio oral por la causa que yo he denominado del pavimento de oro”, apuntó.

Sobre la base de esa acusación, la Procuración decidió avanzar con una causa por falso testimonio contra el actual intendente de Seguí por su rol como auditor del Tribunal de Cuentas en el Senado.

Además de esta causa, el jefe comunal está imputado en otra por el supuesto sobreprecio en una obra de asfaltado. En esta batalla para ser sobreseído.

Fuente: Entre Ríos Ahora

Deja un comentario