- Publicidad -

Generar la producción de ladrillos a base de plástico a través de fundido y extrusado completaría el circuito de recolección diferenciada de residuos, aseguró el intendente

Días pasados el intendente Darío Schneider estuvo en Junín, provincia de Mendoza, con la finalidad de conocer el equipamiento y experiencia en el trabajo de ese municipio en el proceso de producción de la Planta de Fundido y Extrusado de Plásticos. La Planta funciona en esa ciudad desde 2013.

“En esa planta se producen ladrillos con PET triturado, a base de resistencia antisísmica; postes que se los entregan a los productores de viñedos y distintos elementos como tejas para casas, tablas, tirantes, etc. Son muy amplias las posibilidades que te ofrece el hecho de poder reciclar el plástico en un nuevo producto. Tiene todo un proceso de selección, molienda, mezcla entre distintos tipos de plástico de fundición para generar un nuevo elemento” explicó el presidente municipal.

Y agregó: «La idea es cerrar todo el circuito de separación en origen, efectuando la recolección, separación dentro de la planta, molienda y fabricación de un producto con ese plástico reciclado”.

En la planta de tratamiento de Crespo se encuentra avanzado el proyecto para fabricar ladrillos ecológicos (cemento y plástico) con todo el PET (plástico de botellas y envases). «Tenemos previsto trabajar el polipropileno (plásticos negros) para llevarlo a una cinta y fabricar nuevos elementos con plástico reciclado y para ello es necesario construir una máquina,» remarcó el jefe comunal.

Schneider estuvo acompañado por el Secretario de Desarrollo Urbano y Ambiente, Omar Molteni y Juan Diego Elsesser, Subsecretario de Servicios Públicos y fue recibido por el intendente Mario Abed y su equipo de gobierno.

FM SOL 107.9

 

 

Deja un comentario