- Publicidad -

El “Programa de Reutilización de Vehículos y Maquinaria Vial”, del diputado provincial Julián Maneiro, propone que pasen a gobiernos locales elementos que Vialidad Provincial puso en desuso pero pueden ser reparados y reutilizados.

 

- Publicidad -




Son numerosas las Juntas, Comunas y pequeños municipios de Entre Ríos que no tienen suficiente maquinaria vial ni recursos propios para atender sus caminos. El problema es grave, ya que son cada vez más extensas las porciones de la red vial entrerriana que se encuentran en estado terminal.

Son muchos los jefes comunales que necesitan soluciones urgentes para problemas que Vialidad, en muchos casos y por diversas razones, no atiende. Mientras tanto, sacar la producción, entrar insumos, atender un problema de salud o simplemente entrar o salir del lugar de origen, es para muchos una odisea diaria, principalmente luego de cada lluvia.

Fue ese problema el disparador para el proyecto de ley denominado “Programa de Reutilización de Vehículos y Maquinaria Vial”, presentado para que la Provincia ceda sin cargo la que tiene en desuso por falta de reparación.

En la Cámara de Diputados de la Provincia de Entre Ríos fue el diputado provincial Julián Maneiro el que desplegó la iniciativa, cuyo fin es la provisión y aprovechamiento por parte de los gobiernos locales, de las maquinarias, vehículos, y elementos viales que se encuentren en desuso por parte de la Dirección Provincial de Vialidad y que cuenten con posibilidad de reparación y/o reutilización.

En relación a las características del programa, el legislador explicó que “Para el cumplimiento de los objetivos del programa, la Dirección Provincial de Vialidad deberá realizar un relevamiento sobre el inventario de la maquinaria y equipamiento vial a fin de determinar los elementos pasibles de ser incorporados al programa, detallando sus características generales, como el tipo de vehículo, maquinaria o elemento, marca, modelo, año de fabricación, su estado general, reparaciones que le fueren necesarias para su reutilización y puesta en funcionamiento, ubicación actual, y captura fotográfica, la cual será remitida al Ministerio de Gobierno y Justicia en termino de treinta días de promulgada la ley y se actualizará semestralmente”.

“El Ministerio Gobierno y Justicia, deberá confeccionar un Registro de Aspirantes con los municipios, comunas y juntas de gobierno interesadas en incorporarse al programa, para lo cual se deberá informar a los entes alcanzados de la existencia del Programa, el listado de los elementos a disposición, y las características de los mismos”, agregó Maneiro.

 

Datos a tener en cuenta

-Los Municipios, las Comunas y las Juntas de Gobierno de la Provincia de Entre Ríos serán los entes destinatarios habilitados a solicitar la maquinaria, lo cual será sin cargo, y para el uso exclusivo en el cumplimiento de las actividades propias y de la prestación de servicios.

-Los costes y gastos que surjan de la reparación, mantenimiento y puesta en funcionamiento de la maquinaria vial correrán a cuenta de los entes beneficiarios.

-Para la solicitud de incorporación en los alcances del programa, Municipios, Comunas y Juntas de Gobierno deberán acreditar el faltante dentro de su patrimonio de la maquinaria o elementos solicitados, otorgándose prioridad a Juntas de Gobierno y Comunas, y a los municipios de menor población y niveles de financiamiento.

 

Razones de la iniciativa

En los fundamentos, Maneiro detalló que “El proyecto tiene por objeto lograr un mejor aprovechamiento del gasto e inversión que realiza el Estado Provincial en materia de equipamiento y maquinarias, y ayudar a los gobiernos locales a afrontar los servicios públicos que deben proveer. Si ponemos el foco de atención en los depósitos de la Dirección Provincial de Vialidad, observaremos que en muchos casos se cuenta con un amplio conjunto de bienes que ya no se encuentran en condiciones de prestar funciones dentro de las tareas cotidianas que realiza ese ente, fundamentalmente por la ecuación económica y su uso intensivo, pero que podrían ser de suma utilidad para gobiernos locales en el cumplimiento de sus fines”.

“Sabemos que por el tipo de trabajo que desempeñan y la inversión que requiere su reparación o puesta en funcionamiento, en muchas ocasiones este equipamiento al sufrir averías, es dejado de lado y pasa a engrosar los depósitos de bienes en desuso de la Dirección Provincial de Vialidad, que bien podrían ser reutilizables por parte de Municipios, Comunas o Juntas de Gobierno”, agregó.

Y como ejemplo recordó el convenio entre Crespo y Sauce de Luna, suscripto hace apenas unos días, que “es un ejemplo de lo que se puede hacer, ya que ese acuerdo permitió que, en lo práctico, Crespo cediera una motoniveladora que estaba rota y que para el ritmo e intensidad de obras de esta ciudad no era viable su arreglo. Pero para Sauce de Luna su reparación sí es posible, sirve y mucho, es su utilización trascendental para cuidar sus calles, que son principalmente de ripio y tierra. Generar esas redes de colaboración y de trabajo conjunto es necesario para afrontar lo que viene, en un contexto de crisis. Este proyecto es un aporte para el crecimiento y el desarrollo y para cuidar los recursos del Estado y los impuestos que pagan los entrerrianos”, dijo.

El legislador de Cambiemos detalló que “Una de las tareas que forma parte de las funciones básicas de los gobiernos locales es proveer al mantenimiento y mejorado de la trama vial de sus jurisdicciones, tarea que en muchos casos se vuelve difícil de alcanzar en niveles satisfactorios de cumplimiento a partir del faltante de la maquinaria optima y necesaria para realizar las tareas, a lo que suele combinarse con topografías difíciles como las que caracterizan a Entre Ríos por sus desniveles y cantidad de cursos de agua que la recorren”. “Considero que la implementación de un programa de las características propuestas mediante este proyecto es un aporte en esta tarea de los gobiernos locales, a la vez que coadyuva en el objetivo de una mayor economía en la administración de los bienes públicos”, agregó.

 

Deja un comentario