- Publicidad -

En el atardecer del viernes, personal de Comisaría Crespo procedió al recupero de un motor fuera de borda, el cual estaba siendo buscado desde diciembre pasado.

 
Un vecino de Barrio San Miguel, denunció el año pasado la faltante del motor de su lancha. A sabiendas de que podía estar en el circuito de la comercialización de elementos malhabidos, efectivos de esta dependencia llevaron adelante una investigación, logrando establecer que una transacción podría haber concluido con el motor en Don Cristóbal 2da.
Mediante un pedido de colaboración a la vecina jurisdicción, se conoció que efectivamente el efecto interesado se encontraba en un taller, cuyo propietario al conocer la procedencia del mismo, optó por entregarlo voluntariamente. En el lugar se procedió al secuestro, con conocimiento de la Fiscalía en Turno.
Conforme lo ordenado por la justicia, el damnificado reconoció el motor fuera de borda como propio, materializándose su restitución, quedando el denunciante en carácter de depositario judicial hasta tanto avance el legajo en trámite.
Asimismo, se individualizó a quien habría entregado en el taller el bien sustraído, tratándose de una persona mayor de edad, radicada en Barrio San Cayetano de Crespo, cuya responsabilidad determinará la magistratura interviniente.

Deja un comentario