Maniobras peligrosas, ebriedad y falta de documentación fueron las principales infracciones detectadas en los procedimientos

En la noche del  viernes 17 y el sábado 18 entre la madrugada y primeras horas de la mañana, personal policial y Guardia Urbana Municipal tuvieron a su cargo varios operativos de control en la zona céntrica de Crespo.

- Publicidad -

En la noche del viernes 17, en Córdoba y Kaelher, se llevó a cabo un procedimiento de control vehicular a cargo de la Guardia Urbana Municipal, la que debió pedir la colaboración a personal policial para detener a un joven que se encontraba exhaltado.

El joven de 21 años, que fue interceptado por los funcionarios de tránsito cuando realizaba maniobras peligrosas al mando de una moto Gilera. Como parte del procedimiento los efectivos pudieron constatar que el conductor presentaba irregularidades en la documentación y obligaciones técnicas para circular, por lo tanto se iniciaron actuaciones prevencionales procediéndose a la retención del motovehículo.

Los insultos y agresividad del joven haciendo caso omiso a las indicaciones de los funcionarios, motivó se le hiciera un test de alcoholemia, dando resultado positivo con un valor de 1,33 de graduación alcohólica.

Tras la constatación de varias infracciones, el contraventor fue reducido y trasladado a la Alcaidía Contravencional, por infracción a los Arts. 41 y 43. Asimismo el rodado quedó depositado en el corralón municipal a disposición del Juzgado de Faltas.

En otro sector de la ciudad, Entre Ríos y Buenos Aires personal policial y agentes de la Guardia Urbana Municipal materializaron tres retenciones: dos motos, una Zanella 50cc; otra marca Corven 110cc y un automóvil Renault Megane, en todos los casos son conductores de nuestra ciudad.

En este procedimiento se detectaron infracciones por falta de documentación habilitante para conducir, como licencia de conductor, cédula verde, seguro; además ausencia de espejos y luces.

En San Martín y French a las 6:20 del sábado, un automóvil Volswaggen Gol al mando de un joven de Crespo, que realizaba destrezas y picadas en la vía pública bajo los efectos del alcohol, fue retenido y trasladado al corralón municipal. El test de alcoholemia dio un valor positivo de 1,23.

Alrededor de las 6:40 se retuvo un automóvil Honda Civic, cuyo conductor realizaba destrezas en la vía pública. Tras someterse a un test, se le detectó una graduación alcohólica de 1,57.

Minutos más tarde se concretó otra retención. Un automóvil marca Ford cuyo conductor circulaba ebrio. El test de alcoholemia arrojó el valor de 1,5 de alcohol en sangre.

FM SOL 107.9

Deja un comentario