El joven fue identificado gracias a un registro fílmico. Al verse cercado por la investigación un familiar entregó voluntariamente el rodado a las autoridades policiales 

En la dependencia policial se recepcionó una denuncia por la sustracción de una bicicleta, que se hallaba estacionada -sin medidas de seguridad- en el bicicletero de la escuela de Barrio San José.
Inmediatamente se iniciaron las averiguaciones del caso, logrando establecer firmes sospechas sobre un menor de edad, domiciliado en ese barrio. La individualización del sospechoso fue sustentada por prueba fílmica recolectada por los efectivos.
El adolescente al verse cercado por la investigación policial, a través de un familiar mayor de edad, hizo entrega voluntaria de la bicicleta robada, quedando momentáneamente depositada en la Comisaría.
Por disposición de la Fiscalía de Menores, la unidad recuperada es restituida a la damnificada.

- Publicidad -

FM SOL 107.9

Deja un comentario