“Si bien hay bronca, Dios quiso que él se recupere”, coincidieron los padres de Ismael Montero, el joven chocado y abandonado por la conductora de una camioneta que huyó tras el accidente.

Se recupera Ismael Montero, el joven de 18 años que fue embestido por una camioneta que se dio a la fuga, el pasado jueves sobre el Acceso Norte de Paraná.

- Publicidad -

“Va mejorando. Hoy le sacaron el neumotórax que lo mantenía dolorido y tiene anemia porque la que hay que ver el tema de su dieta”, comentó Marcelo, su papá.

En la oportunidad, comunicaron que se mantenían “a la espera de los clavos para la operación del fémur”, trámite que ya estaba avanzado en la secretaría de Traumatología del hospital San Martín.

En tanto, según les informaron los médicos, la fractura de cadera que presenta el muchacho, “iba a soldar sola”.

Se recordará que el accidente de tránsito se registró sobre Acceso Norte, a metros de calle Pedro Londero, cuando el joven de 18 años fue atropellado por un vehículo que se dio a la fuga del lugar.

El muchacho, oriundo de San Benito, permaneció tres horas abandonado, hasta que lo encontraron, fue hospitalizado de urgencia y permaneció internado en terapia intensiva del nosocomio de Paraná, con graves heridas.

A una semana del hecho, Ismael se recupera en la sala de Traumatología. Su mamá, María Isabel, contó en el mediodía de este miércoles pasó a verlo y a alimentarlo. “Lo vi bien, charlé con él y como estaba bien despierto, también comió”, contó la mujer.

“Estaba más cómodo porque no tiene el neumotórax que lo tenía dolorido, y a la espera de la operación, pero acá está cuidado y bien atendido“, agradeció.

“Mucha gente se solidarizó con nosotros, tanto esa misma noche en la que nos acompañó el papá de uno de los amigos de él y el chico que nos ayudó a buscarlo, además de todos los que se enteraron del siniestro a través de su llamado y cadenas de oración. Estamos muy agradecidos”, remarcó la mamá de Ismael. “La señora que lo emplea a él llama todos los días para ver cómo está”, mencionó al respecto.

Consultada a la mujer sobre el tremendo accidente, acotó que su hijo “no se acuerda de nada”. “Solo se acuerda que salió y nada más”.

“Calculamos que estuvo tirado más de dos horas, porque la señora que lo emplea a él, el día que vino a verlo dijo que cerraron el puesto a las 21 y lo encontraron después de la 1.. Si son unos 40 minutos en bicicleta hasta ahí, el resto del tiempo estuvo tirado sobre la ruta”, recalculó la madre del joven accidentado.

Cuando se les preguntó a los padres de Ismael si han tenido respuestas sobre el conductor responsable del accidente, éstos coincidieron: “Hasta ahora nadie se ha hecho cargo”.

“Desde Fiscalía nos dijeron que el vehículo era el que aparece en los medios, la señora de Crespo, y también vino el del seguro de esa mujer que manejaba, pero más de eso, no tenemos nada”, comunicó Marcelo, padre del muchacho, al tiempo que acotó: “La señora no se acercó para nada”.

En la noche del jueves la policía de Crespo secuestró en la localidad una camioneta VolksWagen Amarok, color blanca, para ser peritada ya que podría haber estado involucrada en el accidente ocurrido días pasados, donde un ciclista fue colisionado en el Acceso Norte de Paraná.

Tras ello, un gabinete de Criminalística peritó la unidad, encontrando firmes indicios que vinculan al rodado con el siniestro. Según se informó, la misma presenta roturas en las ópticas frontales del lado derecho y la faltante del espejo retrovisor del mismo lateral.

La camioneta en cuestión se hallaba en el garaje de una vivienda de barrio San Francisco de Asís, cuya propietaria es una mujer de 54 años.

“La mujer es la propietaria del vehículo y todos los indicios dan cuenta que ella manejaba, pero tampoco la Policía nos ha dicho con certeza que fue ella. Teóricamente, el del seguro también dijo que fue ella, pero no sabemos si ella hizo la denuncia para ver el tema de la cobertura”, clarificó el hombre.

“Teóricamente, es ella”, indicó.

Al interrogarlo al padre de Ismael qué actitud tomaría con la persona que chocó y dejó abandonado a su hijo sobre la ruta, éste sentenció: “Aceptaríamos las disculpas de la señora”.

“No sabemos cuál será su pensamiento, si no se dio cuenta, pero si aceptaríamos las disculpas.. por qué no”, mencionó al bregar por “no crear rencor”.

“Si bien hay bronca, Dios quiso que él se recupere”, cerró. (Elonce)

Deja un comentario