Otro sábado “en ascuas” para el centenario medio de la capital provincial. Así lo definió Simón Volcoff, secretario del Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SEPTyC). Los 57 despidos ocurridos entre jueves y viernes rebalsaron el vaso, una vez más.

Este sábado, trabajadores, gremios y vecinos fueron hasta Urquiza y Buenos Aires, en la capital entrerriana, para participar de una olla popular.

Allí se oyeron testimonios el de un trabajador despedido con 30 años d antigüedad dijo que, cuando le llegó el telegrama de despido a sus compañeros, rogó para que le llegará a él también “porque ellos con el tiempo compartido más que compañeros eran hermanos”.

Vaciamiento
- Publicidad -

“Cuando vende su mayoría accionaria en 2010, El Diario vendía alrededor de 5 mil ejemplares y con picos aún mayores, tenía suscriptores y anunciantes en sus páginas. La publicidad oficial era apenas un ingreso más”, resumió el gremialista en diálogo con “Club de Amigos” (sábados de 10 a 12 por Oíd Mortales Radio).

El año señalado fue el principio del vaciamiento que lleva casi 8 años, tras el desembarco de Ramiro Nieto del grupo VTS televisión que se quedó con el paquete accionario mayoritario (un 66%). Su desembarco fue señalado, por propios y extraños, como un decido viraje del que otrora fuera el diario más importante de Entre Ríos a manos afines al gobierno de Sergio Urribarri y su ministro de Comunicación, el hoy diputado Pedro Báez.

“Un boletín oficial”

“Cambió bruscamente la línea periodística, se va la mayoría de los suscriptores, los comerciantes dejaron de anunciar y El Diario pasó a vivir de la pauta oficial y sus directores tampoco se preocuparon por dejar la vigencia del diario como producto periodístico”, describió en diálogo con la emisora de El Entre Ríos en Concordia.

La precisa definición de lo que fue el centenario medio gráfico la ofreció Volcoff a continuación: “El Diario se convirtió un boletín oficial. Ya no lo leían ni siquiera los funcionarios porque ya sabían lo que decía. El criterio periodístico no estuvo más y, cuando se estafa a los lectores, pasa lo que pasó”.

Despidos

Los despidos, que llevan la firma de Andrés Arias, apoderado legal de Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER), llegaron a 57 (en su mayoría, alrededor de 40, del área gráfica), aunque los más pesimistas señalan que el número final podría ser de 80 (sería lo acordado entre el que desembarcaría para administrarlo y quiénes hoy poseen El Diario).

“Es un atropello de la parte empresaria”, aclaró el gremialista e invocó la legislación vigente que apoya su intención de rechazar los despidos. Tampoco se declaró, según el entrevistado, el denominado procedimiento preventivo de crisis. “Nada de esto ha ocurrido por lo que creemos que las autoridades laborales de Nación y Provincia apoyarán nuestro planteo”, dijo.

¿De quién es y de quién será?

Ambas preguntas fueron hechas al representante de los trabajadores. “El Diairo hoy es en un 66% de Ramiro Nieto que con su grupo estuvo relacionado con el Fútbol para Todos y creo que hoy también está vinculado a la televisación de la Superliga”, explicó y añadió que “hay otros socios que no conocemos y que forman parte de ese grupo que mantuvo a El Diario en esta situación”.

“Nunca encontramos una respuesta y estimamos que debe haber alguien que no da la cara desde el aspecto político”, insinuó sin dar más precisiones para luego detallar que “la otra parte es de la familia Etchevehere, Juan Diego, Miguel Ángel y Dolores (un 33%). El actual ministro de Agroindustria de la Nación tienen un 5%”.

-¿Será Nahuel Caputto, de El Litoral de Santa Fe, el nuevo propietario de la mayoría accionaria?
-No está de todo claro de qué manera sería la operación, si efectivamente así se hace. Una versión dice que compraría la mayoría accionaria pero que no hubo acuerdo porque el grupo de Nieto cedería una parte pero no todo. Después se habló de un acuerdo para gerencia a El Diario pero tampoco hubo confirmación.

Hasta ahí la respuesta de Volcoff. Otra fuente consultada por El Entre Ríos indicó que el proceso de despedidos sería parte de la negociación entre SAER y el grupo del mencionado Caputto. “De acá para adelante intervendría el empresario santafecino, pero lo anterior debe resolverlo el que está”, habría sido el trato.

¿Quién pagará las deudas o los costos indemnizatorios de tantos despidos? El fantasma de un concurso de acreedores sobrevuela a El Diario, en plena incertidumbre y vaciamiento de la empresa y fundamentalmente de los trabajadores que llevan hasta 6 meses sin cobrar.

Fuente: El Entre Ríos.

Deja un comentario