FM SOL
- Publicidad -

Se trata de un ardid que está aplicando el Banco de Entre Ríos para lograr que los clientes cautivos contraten un seguro, casi sin darse cuenta. Algunos usuarios trasladaron el reclamo a la Defensoría del Consumidor.

El Banco Nuevo Bersa, agente financiero de la provincia, ha implementado en los últimos días, una modalidad que resulta engañosa para los usuarios. Tal situación ya ha sido advertida por los jubilados, quienes resultaron más perjudicados, al momento de querer cobrar las jubilaciones y se encontraron con que tienen que pagar más de 200 pesos por mes a la entidad por un seguro que contrataron «sin darse cuenta».

Numerosos usuarios advirtieron la maniobra en las redes sociales. Otros directamente se acercaron a la Defensoría del Consumidor denunciando con detalles la situación.

Cómo es el mecanismo que miles de usuarios denuncian

En los últimos días, con la reapertura de los bancos, las víctimas fueron usuarios del servicio de cajero automático. El mecanismo que describieron los clientes es el siguiente :

Cuando ingresan a algunos cajeros automáticos para hacer una operación y la pantalla pregunta si se desean imprimir el ticket de esa operación, aparece una leyenda casi imperceptible por el diminuto tamaño -en la parte superior de la pantalla- que consulta si se quiere contratar un seguro. También esa pregunta tiene las opciones SI y NO.

Como el cartel se superpone con el de la impresión del ticket de la operación, muchos clientes (en particular los de avanzada edad), oprimen SI con la intención de llevarse su ticket impreso CUANDO EN REALIDAD ESTÁN OPRIMIENDO EL SI PARA LA CONTRATACIÓN DEL FAMOSO SEGURO, que tiene un costo de 225 pesos mensuales que el banco descuenta directamente.

Algunos usuarios que advirtieron la maniobra, pero la inmensa mayoría no repararon en el ardid y en vez de obtener el ticket de la operación que habían realizado, se llevaron la sorpresa: dieron el sí a un seguro de $ 225 mensuales que el Bersa les debitará en adelante.

Con un agravante. NO HAY MARGEN PARA RECLAMAR EL STOP DEBIT EN UN MOMENTO EN EL QUE LOS BANCOS NO OPERAN CON NORMALIDAD.

El banco concede al cliente engañado un plazo de 11 días para hacer el reclamo.

Como la cuarentena no permite la atención personal en las entidades bancarias, se termina el plazo y el Banco cobra el seguro.

Cientos de engañados exigen en redes sociales que “algún legislador investigue el accionar del BERSA.

Noticiauno-FM SOL

Deja un comentario