- Publicidad -

Dentro de las prohibiciones establecidas por el aislamiento social figura que los cementerios deben permanecer cerrados y no permitir el ingreso de personas.

A partir de la implementación de la cuarentena, muchos vecinos se vieron impedidos de visitar a sus seres queridos como lo hacían habitualmente. Dentro de las prohibiciones establecidas por el aislamiento social figura que los cementerios deben permanecer cerrados y no permitir el ingreso de personas.

- Publicidad -




Ni visitas a los seres queridos, ni rezos ante las sepulturas, ni cambio de flores y limpieza de panteones. Nada de eso está permitido en medio del estado de alarma por el coronavirus, que ha impuesto la cuarentena incluso en los cementerios.

Sin embargo el ingenio popular no descansa. Tras averiguaciones realizadas por este medio pudimos saber que una forma elegante que han adoptado algunos vecinos es llegar unos minutos antes de un sepelio, entrar junto a algún familiar o conocido de la persona fallecida y pasar desapercibido.

Vale decir que en  estos días las tareas del encargado se reduce al cobro de cuotas y del mantenimiento del lugar hasta tanto se levante definitivamente la cuarentena. Pero nos queda una duda, el buen hombre se habrá dado cuenta que hay tumbas que reciben visitas? Será que el fin justifica los medios?.

SOLNoticias

 

Deja un comentario