SOLNoticias
- Publicidad -

Su anfitriona en Crespo, Alicia Bernhardt, compartió anécdotas de su visita. «Hubo clientas que se llevaron su cabello de recuerdo». Escuchá el audio

En marzo de 1996 Diego Maradona se encontraba finalizando su rehabilitación física en el Centro de Vida Sana de Libertador San Martín; y antes de viajar de regres a Buenos Aires, Claudia Villafañe pidió un turno en la peluquería de Alicia Bernhard.

SOLNoticias
- Publicidad -




En ese momento el 10 jugaba en Boca y su técnico era Carlos Bilardo -quien le había recomendado el lugar- y había llegado a Paraná en un vuelo chárter el 28 de febrero, para dirigirse de inmediato a su destino.

Aprovechando la oportunidad de la visita del astro a su peluquería, Alicia invitó a algunos amigos y periodistas, que dejaron plasmado el recuerdo del 10 de su paso por Crespo.

Diego Maradona, Claudia Villafañe y el empresario Héctor Motta

Fue una experiencia única, expresó Alicia en diálogo con SOLNoticias. La estilista contó que la visita a su peluquería fue organizada con Claudia Villafañe. «El vino a cortarse el cabello a mi peluquería y se me ocurrió avisar a conocidos para que vinieran a conocerlo. En ese momento estuvieron periodistas, Héctor Motta, la familia Eichornn». Pero fueron mas los invitados, pasó que hubo gente que no creía que viniera a Crespo. Y como anécdota de lo que generaba ya en ese momento el astro, «varias clientas se llevaron el cabello de Diego como recuerdo,»  recordó la estilista.

La relación de Alicia B. con la familia Maradona comienza cuando formaba parte del equipo de estilitas de Roberto Giordano. «Yo lo conocí en sus mejores épocas, a mi me tocó esa parte. Ibamos a su casa y Walter (peluquero y esposo de Alicia) jugaba al fútbol. Así fue la relación, compartimos parte de su vida, su casamiento, su familia, siempre que tenían algún evento nos llamaban».

SOLNoticias

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here