- Publicidad -

El bloque opositor acusó al oficialismo de sostener en 2015 una «campaña plagada de mentiras» en base al desprestigio el gobierno anterior. Desde el oficialismo respondieron: La investigación «no es una hazaña de este gobierno, fue un pedido de las fuerzas políticas que participaron en la interna peronista»

En la mañana de este martes 23, se llevó a cabo la sesión extraordinaria en el recinto del Concejo Deliberante. En la oportunidad se dio lectura a la correspondencia recibida y luego se aprobó el proyecto de ordenanza mediante el cual se dispone la primera modificación presupuestaria correspondiente a año 2021. Los restantes proyectos pasaron a comisión para ser tratados en una próxima sesión.

- Publicidad -




Posteriormente hicieron uso de la palabra los concejales Javier Fontana, por el Frente Creer y la concejala María Elina Ruda, por el Frente Crespo Nos Une. La intervención de ambos ediles se centró en una exposición sobre el fallo judicial que absolvió al ex intendente Ariel Robles y a otros dos funcionarios de su gestión entre 2011 y 2015.

El primero en tomar la palabra fue el concejal Fontana que inició su discurso diciendo: Ayer después de conocerse el fallo me pregunté y lo comparti con mis compañeros de bloque y el anterior bloque concejales ¿Cómo se sale de esta mentira?  Quién repara el daño que le hicieron a la politica en general. Cinco año tuvieron que soportar una denuncia. En 2015 la campaña estuvo plagada con mentiras y en sintonía con el escenario nacional con la famosa consigna «se robaron todo». La campaña se sostenia en base al desprestigio del gobierno de turno y de la desesperacion por llegar al poder sin reglas claras y ni limpias.

Aquella investigación finalmente se demostró que es una «casa de brujas», buscando incriminar al ex intendente y sus funcionarios. El municipio pagó esa investigacion a la Universidad Nacional del Litoral, y estos días pudimos escuchar del propio intendente Schneider que no sabe cuanto costó. No debemos olvidar que se contrató a un prestigioso estudio de abogados de Paraná y fue pagado por el pueblo, de una causa que supimos desde el primer momento que no fue mas que un gran invento y estrategia electoral.

Fontana recordó que en 2016 cuando formaba parte del anterior Concejo Deliberante solicitó información sobre la auditoría. «no solo no se nos informó y ni se respondió nuestro pedido.» Hoy queremos saber cuanto costó esa auditoria. En el hcd anterior «pedimos al intendente que abandone esas puestas en escena que hacian en los medios de comunicación.» Llegaron al punto de repartir casa por casa un folleto que mostraba los resultados de la auditoria y «nos enteramos que no se podia entregar esa información ya que podia prestarse a diversas interpretaciones de la gente. No les importó salpicar con basura, durante cinco años señalaron con el dedo, de hacer campaña sucia no solo a los imputados sino a sus familias, la justicia comprobó que no se habia cometido ningun delito.»

Seamos sinceros se manejaron con esa vieja metologia nazi «miente que algo quedará,» Esperamos que todo esto que sucedió sea un llamado de atención y a la reflexión. La denuncia que montaron es una irresponsabilidad hacia la ciudad y su gente. Hicieron lo que jamás habia sucedido en Crespo construyeron una mentira y la divulgaron como cierta y la repitieron hasta el cansancio sin sonrojarse, apretaron empleados para que declaren en contra del intendente. Queda claro que no solo llevaron a Robles, Waigel y Winderohler a tribunales, sino a gente de la ciudad poniendo en duda la honradez de funcionarios de esa gestión , de empleados, de comercios y prestigiosas empresas y hasta de los beneficiarios. Seguramente todos cometimos y cometemos errores pero la gente sabe que nos es en beneficio propio. Hagamos acciones para que los jóvenes participen y se involucren con la verdad y no desde el daño y con injurias. La politica debe hacerse desde la honradez y transparencia. Deseamos de los funcionarios actuales y seres queridos tengan que pasar por lo que ellos pasaron y sus familias; y que los dineros se usen para obras y no para pagar abogados, sentenció.

 

A su turno la concejala oficialista María Elina Ruda hizo su introducción manifestando su coincidencia con los dichos del concejal del peronismo. Sin embargo hizo una clara diferenciación en la manera de gobernar. «En la política uno llega a una gestión con un objetivo y con una manera de gobernar, y ahi las diferencias son enormes. Lo que quiero decir que entre 2011 a 2015 fue una gestión plagada de irregularidades. No porque me contaron yo era concejal de la oposición en aquel momento. Se pidieron informes que nunca fueron contestados. Hicimos un montón de denuncias y nunca tuvimos respuesta. El Ejecutivo de aquella época y sus funcionarios eran herméticos, jamas vinieron a hacer una presentación en el Concejo Deliberante ni explicación alguna.

Esas irregularidades que nosotros encontramos se demuestran en sumarios administrativos y se tuvieron que instruir en el inicio de nuestra gestión. La edil repasó varias irregularidades que se detectaron en su momento y mencionó: La existencia de una caja de recaudación paralela de dineros que se recaudaban en la escuela de música y no pasaba por tesoreria; el Instituto Ciec que funcionaba en el mismo espacio. En este caso la justicia condenó a dos ex funcionarios municipales. Había mas de 40 contrataciones sin aporte jubilatorios ni obra social que se detectaron y que significa una deuda de 400.000 pesos, y ademas el desamparo de estos trabajadores. En relación a esa deuda «nos estamos haciendo cargo y se está pagando. Y la lista siguió con la desaparición de los teléfonos celulares nuevos que fueron comprados por el municipio y que nunca aparecieron; y la tercerización de todos los servicios de personas vinculadas a exfuncionarios municipales, como el servicio de recolección de ramas, que fue objetado por el Tribunal de cuentas tampoco respondieron a esos pedidos de informes.

En otro tramo de su alocución expresó: «Voy a recordar una denuncia que yo misma hice primera licitación de gas, de la empresa que era propietaria una ex funcionaria; y podriamos seguir hay mucho mas, yo lo viví y estuve ahi y daba una impotencia enorme no tener respuestas. Ruda también se refirió a la investigación que fue impulsada no sólo por su gobierno sino que fue un pedido de dirigentes de un sector que participó en la interna peronista y que quedaron fuera de ese espacio. «Algunos de esos candidatos subieron las escaleras y nos pidieron que investigaramos. El periodo de investigación no es una hazaña de este gobierno, fue un pedido de las fuerzas políticas que habian quedado fuera de ese esquema.» En ese sentido explicó que se inició un sumario administrativa y luego fue entregado a la justicia, donde un fiscal determinó que hubo delito. Nuestra misión fue presentar las pruebas para que se investigue y ahi terminó la participación del municipio.

Además remarcó que al tomar el mando la nueva gestión «llegamos a este municipio y no habia nada, habia un montón de cosas que no estaban bien». Esto no es cuestión de victimas y victimarios. Acá estamos frente a una concepción distinta de lo que es el estado y nosotros no concebimos estas cosas. Esa es nuestra manera de entender la política. Hemos sido claros en las cosas que debe hacer el estado. En politica no todo vale, y eso la gente lo sabe. Por último y respodiendo la acusación sobre una campaña basada en mentiras, refutó: La ciudadania nos confió y nos honró en 2015 y el espacio obtuvo 7 bancas un hecho hisitórico y eso no se hace mintiendo, y en 2017 la ciudadanía nos volvió a elegir. La gente nos dijo como teniamos que gobernar», remató.

SOLNoticias

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here