- Publicidad -

Los turistas tendrán que establecer el período de tiempo que van a estar de vacaciones, lugar de alojamiento y con quienes viajan. En tanto, cada provincia decidirá si es obligatoria o no la utilización de esta aplicación.

El Gobierno nacional confirmó que en la provincia de Buenos Aires será obligatorio el uso de la aplicación «Cuidar Verano» para poder viajar a los centros turísticos durante esta temporada.

- Publicidad -




El asunto comenzó a debatirse cuando el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció que la época de vacaciones en este distrito va a comenzar el próximo 1 de diciembre, aunque bajo normas sanitarias específicas para prevenir la propagación del coronavirus.

La decisión definitiva al respecto se conoció este lunes, después de una reunión que tuvo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, con su equipo de trabajo, en la que se analizaron los protocolos, el plan de acción y los procedimientos de control que deberán seguir los municipios bonaerenses durante la temporada, que finalizará el 4 de abril.

El encuentro se llevó a cabo en el despacho de Cafiero y del mismo participó el propio Lammens y su par de Salud, Ginés González García, además del jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, y sus ministros de Salud, Daniel Gollán, y de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa.

Este último funcionario bonaerense fue el encargado de confirmar que en el distrito gobernado por Kicillof «va a ser obligatorio el uso de la aplicación» Cuidar Verano para poder ingresar a los municipios para vacacionar.

Se establecieron los requisitos que los balnearios deberán implementar para reducir al mínimo el riesgo de contagios de coronavirus. El texto que aclaró que estas medidas “no implica la apertura de las actividades turísticas, sino que regla la forma en la que se realizarán estas últimas tras las habilitaciones correspondientes”.

Los balnearios tendrán que colocar cartelería interna específica que comunique los siguientes ítems para los trabajadores que gestionen la llegada del turismo: lavarse las manos frecuentemente con agua y jabóno o alcohol, evitar llevarse las manos a la cara, al estornudar o toser hacerlo con el pliegue; y en caso de presentar algún síntoma no concurrir al trabajo.

Tamién será obligatorio el uso del barbijo,cumplir el distanciamiento social, evitar el contacto físico, no compartir elementos comunes y no mantener reuniones en espacios cerrados.

El personal deberá ser capacitado por el balneario y las instalaciones también deberán adaptarse con los elementos de higiene hasta un espacio de aislamiento ante un posible caso de coronavirus.

En cuanto a las carpas, se permitirán seis personas por cada una de ellas. Las mismas deber ser desinfectadas diariamente. Por sombrilla sólo se aceptarán cuatro personas.

Entre ellas, una distancia de cuatro metros y también tendrán que ser sanitizadas al finalizar cada jornada.

Aquellos balnearios que tengan pileta deberán aplicar el protocolo vigente para estos sectores. Lo mismo ocurrirá con los sitios que ofrezcan gimnasios. También deberán garantizar la higiene de manos para los turistas, con elementos a no más de 1,20 metros de altura para personas con discapacidad.

Los balnearios estarán obligados a documentar los procedimientos en cuanto a los visitantes que reciban y las compras y contrataciones que realicen. Los anteriores requerimientos también serán indispensables en cuanto a quienes ofrezcan un servicio gastronómico, tanto en la parte interna como en las carpas y sombrillas.

El gobierno municipal se comprometió a programar el dictado de capacitaciones a los propietarios, trabajadores y proveedores, junto a otras partes interesadas, de los balnearios. También determinará la autoridad de aplicación de lo establecido y las eventuales sanciones en caso de que se registren incumplimientos.

(Infobae)

Deja un comentario