- Publicidad -

En los últimos días muchas han sido las quejas de vecinos en las redes sociales ante una «invasión» de mosquitos. El médico veterinario Julio César Pérez brindo detalles del fenómeno y recomendaciones

Si bien desde el municipio vienen realizando las tareas de fumigación desde diciembre pasado, parecería que hay cada vez más y pican fuerte, expresa la gente.

- Publicidad -



Ante tal situación surge la pregunta, los mosquitos se han vuelto más resistentes a los repelentes y fumigaciones. A fin de encontrar alguna explicación, trasladamos la consulta al médico veterinario del municipioi de Crespo, Julio César Pérez.

«Tenemos una situación atípica, estamos viendo un problema que se le atribuye a las últimas lluvias. Se formaron espejos de agua en baldíos y casas, lugares que el mosquito usa como criadero. Los huevos están esperando el clima ideal y eclosionan, y por eso vemos que hay mucha cantidad. El viento es otro factor que los traslada de un lugar a otro,»explicó a SOLNoticias

Lo definió como un «mosquito molesto» que deja «ronchas» por muchos días. Viendo el costado bueno del fenómeno, «no es vector de ninguna enfemedad,» sostuvo.

Se trata del mosquito culex, que es una especie que abunda en nuestro litoral argentino y típico de estas épocas». La temperatura, humedad y niveles de agua aportaron un ámbito ideal para que los huevos eclosionen y la hembra sale a picar para consumir sangre y poder continuar el ciclo, expresó el profesional.

Recomendaciones

Hay que «usar ropas largas y oscuras, cualquier repelente puede funcionar, pulverizar la casa dura dos días pero vuelven nuevamente.» Por eso se recomienda el uso de mosquiteros en puertas y ventanas. Además Pérez sugirió tener en las casas una planta citronela, que sirve como repelente para ese tipo de mosquitos. Asimismo reconoció que cada año se hace más resistente a los insecticidas y la mejor manera es evitar «que nos piquen» teniendo en cuenta las sugerencias explicadas anteriormente.

Los más afectados por picaduras son los niños de entre 5 y 10 años. «Ellos se rascan sobre la roncha que deja el insecto y pueden infectar esa zona del cuerpo, debiendo requerir asistencia médica. Lo mismo ocurre con las personas mayores,» recordó.

SOLNoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here