Luisa Esther Toledo fue condenada a tres años de cárcel por las torturas a las ex Carmelitas del convento de Nogoyá. Cuando la sentencia quede firme, será trasladada al penal de Mujeres de Paraná.

El Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay condenó a tres años de prisión de cumplimiento efectivo a la religiosa Luisa Esther Toledo, imputada por privación ilegítima de la libertad agravado por violencias y amenazas, y por su duración.

- Publicidad -

“Quedó probado que las víctimas fueron privadas de su libertad, luego de manifestar sus intenciones de dejar el convento de Nogoyá”, sentenció el magistrado durante el adelanto de sentencia.

Para el juez, Toledo “abusó de su rol, impuso sanciones y penas” a las víctimas, y “las obligó a severos castigos”.

Deja un comentario