- Publicidad -

En la sesión del pasado miércoles 13, concejales de ambas bancadas, adhirieron en forma unánime a una Resolución presentada por el  Concejo Deliberante de Libertador San Martín.

En los considerandos de la Resolución Nº 008/2020 elaborada por el Concejo Deliberante de Libertador San Martín, se hace referencia a la importancia de la traza vial que conecta varias localidades entrerrianas. Ubicado sobre la Ruta Nacional 131 es la única vía de comunicación vehicular sobre el arroyo Ensenada, y no existe otra alternativa terrestre pavimentada de corto recorrido para esta zona que conecta Diamante y la provincia de Santa Fe.

- Publicidad -




El puente construido en 1930 lleva una larga vida brindando su servicio, que con el correr del tiempo fue sufriendo su desgaste, ya sea por el incremento del tránsito vehicular y de carga. Sin perder de vista las grandes precipitaciones y por encontrarse dentro de una barranca genera un embudo a la masa de agua que carcome sus paredes laterales y socaba los pilotines que hacen de base del mismo.

Se advierte a simple vista el desprendimiento de placas de hormigón que cubren las paredes de broza calisa en donde se apoya el puente, también el desplazamiento de la traza vial de unión entre la ruta y el ingreso al puente, en sentido Diamante-Libertador San Martín.

Pese a inpecciones realizadas por personal técnico del organismo vial y de algunas reparaciones, el puente Blanco presenta un riesgo latente, que ante un accidente debemos lamentar víctimas.

Se trata de un reclamo de vieja data que han impulsado vecinos mediante notas presentadas a Vialidad y pedidos de concejales de localidades vecinas.

Relacionada

Preocupa a usuarios el deterioro de la trama vial a la altura Puente Barranca Blanca

SOLNoticias

Deja un comentario