- Publicidad -

Las iglesias han tenido que «repensarse» para seguir asistiendo el aspecto espiritual, y según los religiosos, quedó rezagado cuando se implementó la cuarentena.

La nueva realidad marcada por la pandemia vino a modificar diversos aspectos de las personas y su relación con las instituciones. Tal es el caso de las iglesias las que han tenido que «repensarse» para seguir asistiendo el aspecto espiritual, y que según los religiosos, quedó rezagado cuando se implementó la cuarentena

- Publicidad -



En los últimos días el gobierno de Entre Ríos, autorizó las actividades religiosas de las organizaciones inscriptas en el Registro Nacional de Culto, en todo el territorio provincial con excepción de las localidades que registren transmisión por conglomerado de Covid-19, esto es, Paraná, Santa Ana e Islas del Ibicuy.

En relación al protocolo de cuidado, las iglesias deberán acatar las normas de higiene antes del ingreso al lugar de culto, que se ingrese por un lugar y se salga por otro, que no haya más de diez personas simultáneamente y que no permanezcan más de una hora dentro del lugar de culto, señala el decreto provincial.

«Hay una parte esencial de la persona, lo espiritual y psicológico, que no se han considerado, cuestionó el Padre Rubén Schmidt de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, al ser consultado por SOLNoticias ante la nueva normalidad que impera en estos días.

En cuanto a la implementación de los protocolos, el sacerdote admitió que se venía implementando como «limpieza, alcohol en gel, tapaboca, distanciamiento social.»  Considerando que mucha gente quiere acercarse a la iglesia «decidimos ampliar los horarios,» dijo. Recordó que para participar de las misas, las personas deben anotarse con tiempo para reservar su lugar, llamando a la secretaria de la parroquia de 9:00 a 12:00 y de 15:00 a 19:00. «Le pedimos a los grupos de riesgo o que tengan síntomas abstenerse para evitar contagiar a otras personas».

Los horarios de misa quedaron establecidos de la siguiente manera:De lunes a sábados a las 17:00 y 19:00 y los domingos a las 17:00, 18:00 y 19:00.

En cuanto a la cantidad de fieles por misas, Schmidt definió como «curioso» la restricción, siendo que las parroquias cuentan con mayor espacio. En cambio hay otros ambitos mas pequeños y se permite mas presencia de gente y no se toman tantos recaudos. Acá tenemos mas espacio y cada uno toma su lugar,» remarcó.

Asimismo resaltó que las transmisiones vía streaming favorecieron el contacto con la gente, que siguen las misas por facebook.

Por último llamó a la reflexión sobre el momento actual. «Es una situación que nos lleva a replantearnos ciertas cosas de la vida, y que nos hace ver que hay alguien por encima de todo.»

Escuchá el Podcast

SOLNoticias

Deja un comentario