FM SOL 107.9

Las declaraciones del empresario crespense Héctor Motta se dieron en el marco del reciente Encuentro de Productores Avícolas. Además se habló sobre la necesidad de ir “hacia una nueva reconversión productiva” para ganar nuevos mercados internacionales

En el encuentro realizado días pasados, en el marco del 65º Reunión Regional de Productores Avícolas, realizada en el Salón Medusa, de Crespo, el licenciado Héctor Motta, presidente de Grupo Motta y Javier Prida, presidente de CAPIA, disertaron acerca del balance de la actividad avícola, las expectativas para el presente año y sobre la importancia del huevo como alimento único en su tipo.

- Publicidad -

En principio el Lic. Motta abrió la disertación mencionando a quienes forman parte del Club de productores de huevo “yo me atreví a ponerle una palabra del “Club de productores de huevo para consumo” y digo club porque hay un principio de “asociación con objetivos comunes, que es producir huevos para consumo y que luego de varios años quiero decirles que debemos tomarlo con este sentido.”

En el club tienen acceso todas las personas, no existen los pequeños, ni los grandes ni los medianos, tienen todos acceso y tienen toda la disponibilidad para participar. Digo esto-continúa Motta -porque cuando se hacen estos tipos de encuentros, “el productor pequeño piensa que no es el lugar de él. Pero si lo es, lo tiene ganado y lo merece. Por otro lado, el grande, mira con una distancia de inalcanzable y resulta que ha hecho un innumerable esfuerzo para llegar a conseguir esa categoría de un productor importante en cuanto a volumen.”

 

La importancia de contar con determinada capacidad de aves para responder a la demanda del mercado

Mientras se mostraba una diapositiva Motta explicaba acerca de discusiones que existen entre los productores avícolas acerca de un parámetro que “creo que es de 43.000.000 millones (3% más, 3% menos) de aves alojadas en el país, lo cual nos da un nivel diario de huevo de 3.225.000 con una media de 75%. Y esto va para la  gente que dice que está en el 60%, 68 o 95%. La media indica que esto es posible y esto nos da una oferta de 287 huevos por año y por habitante, cosa que es un récord en Argentina.”

Hay un potencial instalado de gallinas que es importante que sepamos. “Hay una capacidad instalada de 46.000.000 millones de gallinas en el país que no ocupan todas las instalaciones. Esto también nos da un marco de referencia como para poder pensar cuales son las decisiones que debemos tomar de cara al futuro”

Cuando Capia dijo públicamente el año pasado que había bajado el 3,5%, coincido plenamente que las cifras pueden ser que repliquen la realidad. Yo soy un poco escéptico en este sentido y por eso creo que esos números que aparentemente habíamos caído, hablando de mis apuntes, creo que lo que se incrementó el año pasado, se bajó el nivel del contenido público y se fue a la marginalidad. Creo que creció la marginalidad, entonces, el nivel de precio del mercado interno que nos ha dado estos años, porque en función de esto es que nos vamos a poder ir desarrollándonos hacia el futuro. Yo creo que si nosotros buscamos una línea de pensamiento entre lo que pretendemos o tener una respuesta buena, o estar regulado o mal, encontramos que el año 16, 17 y 18, fueron para 10 como está catalogado ahí.

En coincidencia con los números que maneja la Cámara Argentina de productores avícolas (Capia) tuvimos un 2016 que resulto ser un año bueno. Un 2017 que comenzó a flaquear y terminamos el 2018 regular.

 

Desde el sector se avisora un buen año para la producción de huevos

Siguiendo con el hilo de pensamiento aparece la pregunta “cómo vemos  el 2019. En marzo   creo que se van a dar cifras favorables porque  hay muchos argumentos. Creo que va a hacer un año bueno, considero que el nivel de oferta está igual que el nivel de oferta de la carne de pollo, y la hemos visto que hay otros factores que hicieron que la carne de pollo se pudiera recuperar rápidamente mucho antes que el huevo porque disparó la carne roja.

Además hizo referencia a la responsabilidad como empresarios de pensar en el contenido de la canasta básica de la familia “porque el costo hace que busquemos cuales son los productos sustitutos”

Cuando nos damos cuenta de cuáles son los productos sustitutos, caemos de que hay una sola cosa que no tiene: el huevo. El huevo es el producto único que dispone el ama de casa prácticamente, y en este momento, hablar de encontrar una docena de huevos por debajo de 50 pesos es lo único que van poder comprar, es muy difícil que puedan comprar otra cosa en este país. Entonces tienen el mejor producto de la naturaleza y lo tienen al precio más accesible posible. Por eso pienso que el año 2019, para el huevo va a ser un año bueno.

 

Cuánto de informalidad tiene actualmente el mercado avícola

Me atrevo a decir nuevamente que sigue habiendo un nivel de informalidad que perjudica al mercado y a la competencia. El mercado es la libre concurrencia de quienes están dispuestos a participar, pero esa participación en el caso de Argentina no es normal. Si nosotros vemos o pudiésemos valorar, cosa que se está haciendo, nos están siguiendo desde la AFIP.En la AFIP han denominado al 2019 como el año avícola. Sepamos que hay un 60% de formalización y soy benévolo en esta cifra. Hay un 40% de evasión.

 

Superando los desfasajes entre la oferta y demanda

Que ha pasado estos años, se pregunta el empresario. Hay varios que somos propietarios de cabañas. Creo que gran parte de lo que pasó con el huevo, de lo que tuvimos un año bueno, regular y malo, estuvimos involucrados en las cabañas porque se procuró incrementar el nivel de oferta. Dimos una batalla en la calle con un nivel de oferta que paracticamente hizo que el que no tuviera dinero recibía pollitas igual, y, el que no supiese como los iba a pagar también recibió pollitas y los resultados son que, después de cierto tiempo, encontrándonos con que nos sobra oferta en el mercado y por eso hablo de que las 43.000.000 de gallinas son reales y ahí están. Si creo que las cabañas en los años  2016,17,18 hicimos una presión muy fuerte. Algunos manteniendo el nivel de oferta y otros tratando de crecer.

Hoy un bebe parrillero cuesta entre 16 y 17 pesos, y una pollito cuesta entre 22 y 24 pesos cuando debería costar más de $30. Entonces, algo está descompuesto y en algún momento  esto no sirve más. El primer responsable hemos sido las cabañas. Las consecuencias sobre esa oferta productiva, fueron productores con dificultades y cabañas en dificultades. Acá hay gente que dice que su empresa esta sana pero también hay varios heridos, es la realidad. También les quiero deja un mensaje importante que se hace con el nivel de reposición, que se hace con el nivel de capacidad instalada de aves que tenemos en el país, que se hace con el nivel de gallinas que tenemos en producción, que es el retiro programado de aves con ciclo cumplidos.

 

La avicultura y reconversión productiva

El productor se ha ido ordenando e los últimos 10 años maravillosamente porque empezó a ver que sus disposiciones tuvo que hacerlas en tiempo y forma de acuerdo a sus disponibilidades y el momento ese lo hace olvidar del retiro de la gallina con ciclo cumplido. Entonces cuando el retiro de la gallina con ciclo cumplido empieza a quedarse en la jaula y demoran en salir, indudablemente va a aumentar la presión de la oferta y el precio.

Una de las consideraciones que quiero hacer, explica Motta, es de que casi todos los que están acá están en una avicultura exitosa porque en el año 91 hablabamos de la necesidad de la reconversión productiva. Entonces hacer lo que hacía otro producto hace 4 o 5 años, en aquel entonces salíamos y le decíamos que teníamos que ir y poner las gallinas que estaba en el piso, ponerlas en jaulas y pensábamos como hacerlo. Ahí nos dimos cuenta que la avicultura mas atrasada del país era la de Entre Ríos, entonces nos habíamos quedado con la cuna que estaba vacía y el nene estaba en Buenos Aires porque nos estaban pidiendo una avicultura moderna.

Hoy podemos decir que la avicultura hizo esa reconversión productiva, cumplió su ciclo y lleva 25 años en donde sacamos todas las aves que estaban en el piso y nos fuimos adecuando. Por sorpresa nos enteramos de que primero se reunieron 5 despues 20 y 100 personas en  Europa y nos dijeron: se nos viene una inundación de huevos en todo el mundo. Nuestra fuente de avicultura acá es muy importante, vamos a tener que plantear nuevas exigencias.

 

Con la mira puesta en el “bienestar animal” como una nueva reconversión

Empezaron a idear algo que es el “bienestar animal” y empezaron a vendérselo y toda la gente lo ha comprado. Hoy en día quieren huevos o aves bajo el sistema de bienestar animal. Nosotros estamos un poco lejos de eso, pero tenemos que tomar nota.

En algún momento esas exigencias del bienestar animal nos va a conducir a una nueva reconversión productiva como parte de nuestra producción. Si no nos reconvertimos, posiblemente, vamos a poder seguir vendiendo huevo a la exportación, pero vamos a tener países muy seleccionados para poder llegar a completar esos negocios, no va a ser masivo.

Por eso, la avicultura de huevo hacia 2030 la veo con una meta posible que es un ideal que trabajamos en Capia, en donde diseñamos una nueva avicultura. Veo una fuerte influencia de bienestar animal. Yo digo, “si fuera una empresa me planteo es que si hay una clasificación es hacia el bienestar animal,” concluyó.

FM SOL 107.9

Deja un comentario