Buscan a un testigo que se presentó tras la difusión de los aberrantes hechos ocurridos en Paraná y Oro Verde. Los once imputados apelaron los procesamientos. La mayoría son familiares de las víctimas.

Un nuevo y minucioso estudio sobre una grave causa de la que se habló hace algunos años en la capital provincial, impulsó el reinicio de la marcha del caso, lo cual se plasmó en los once procesamientos que el juez de Transición Nº 2, Gustavo Maldonado, dictó a principios del mes de agosto.
El magistrado procesó a once personas, mayoría oriundas de Oro Verde y otros de Paraná, que fueron imputados por los presuntos delitos de Corrupción de menores, Abusos sexual simple, Abuso sexual con acceso carnal y Abuso sexual agravado, en infracción a los artículos 125, 126 y 119 del Código Penal.

Familia y terceros
- Publicidad -

Según la investigación que logró reflotar la fiscal Laura Cattáneo, se trataría de hechos reiterados en perjuicio cuatro niños, que al momento de comenzar los hechos investigados, habrían tenido entre 4 y 5 años y de los cuales, tres ya son mayores de edad.
Por los tremendos hechos, está imputada toda la rama familiar materna de las presuntas víctimas. Entre los acusados hay dos policías y el resto comerciantes.

La fiscal Cattáneo dijo a Elonce hace unos días que “hay imputados que tienen muchísimos hechos y otros no tanto, unos con vínculos de parentesco y otros no. A todos no les va a corresponder la misma pena, pero a los partícipes principales las condenas deberías superar los 20 años. Son delitos muy graves“, resaltó.

Abusos reiterados

La mayoría de los supuestos abusos contra los menores, ocurrieron en dos viviendas ubicadas en la localidad de Oro Verde, a diez kilómetros de la capital entrerriana, y algunos en inmuebles de Paraná.
Los tremendos hechos contra los menores, presuntamente, se llevaban a cabo en la casa del tío de las víctimas, “un departamento pequeño”, al que acudían “los terceros” que en su mayoría son “comerciantes de Oro Verde”, y algunos de Paraná.

Apelaron los procesamientos

En diálogo con el programa Mdn que se emite por Elonce, el periodista Néstor Bellini, habló de las novedades que se produjeron en la causa. “Lo último que ocurrió este miércoles, fue que el juez Maldonado, resolvió remitir al Tribunal de juicio y apelaciones de Paraná, las apelaciones al procesamiento de los once imputados que hay en esta causa”, afirmó a Elonce y agregó que “seis de los acusados cuentan con defensa oficial y los otros cinco, están representados por abogados particulares”.

Nuevo testigo

A partir de la fuerte repercusión que tuvo el caso debido a la gravedad de los hechos investigados, Bellini contó que “fuentes judiciales deslizaron que un hombre se presentó en fiscalía y dijo tener datos sobre lo que se investiga. Sin embargo, cuando los fiscales lo iban a hacer ingresar a la oficina, el hombre se había ido”, explicó Bellini a Elonce y agregó que “a partir de los datos personales del testigo, se ordenaron medidas para hallarlo y que pueda brindar su testimonio formalmente, aunque no se sabe, qué datos podría aportar”, dijo.

¿Rituales e iniciación?

“En la causa se investigan hechos gravísimos: abuso sexuales por parte del grupo familiar y de terceros”, dijo Bellini a Elonce y agregó que el mayor de los niños comenzó a ser abusado sexualmente en 2005, cuando tenía 5 años y los sometimientos se prolongaron al menos hasta que tuvo 11.

La segunda víctima es la hermana, que al momento de comenzar a ser abusada sexualmente también tenía 5 años. Las violaciones se iniciaron en 2006 y se prolongaron hasta 2011, cuando la nena cumplió 10 años.
En tanto, la más chica tenía 4 años cuando comenzó a ser abusada con tocamientos, ya que según quedó plasmado en el expediente, la estaban “iniciando” para las violaciones en supuestos rituales, donde había alcohol, drogas, bailes en círculo y ciertos rituales. Elonce.com

Deja un comentario