- Publicidad -

Una unidad de la empresa Costera Criolla fue apedreada poco después de salir de la terminal. Debieron hacer trasbordo.

Una de las unidades de la empresa de colectivos Costera Criolla que partió el domingo a las 20.30 desde la terminal de ómnibus de Rosario, provincia de Santa Fe, con destino a Victoria, Entre Ríos, debió suspender la marcha tras recibir fuertes pedradas por parte de vándalos desconocidos.

Varios vidrios estallaron y se vivieron momentos de angustia en el interior del vehículo de pasajeros entre los que había muchos niños sentados muy próximos al lateral atacado.

El viaje tenía como destino, en primer lugar, Victoria y luego Nogoyá. El hecho se produjo a la altura del complejo de cines Villages (en calle Eva Perón al 5.600). Más de 20 pasajeros quedaron varados en el lugar para aguardar la llegada de otra unidad que cumpla con el recorrido estipulado.

Deja un comentario