- Publicidad -

Ambientalistas demandaron a empresarios por la quema de 25 mil hectárea en las islas del Paraná. La acción legal, cursa en el Juzgado Federal 2 de Paraná, que es el que tiene jurisdicción sobre las islas.

Las asociaciones civiles Cuenca Río Paraná y Foro Medio Ambiental demandaron a un grupo de propietarios y arrendatarios por «el daño al ambiente y la salud pública» generados por la quema de 25 mil hectáreas en las islas del Delta del río Paraná, informaron hoy fuentes judiciales.

- Publicidad -




«Se presentó una acción preventiva de daño ambiental ante los constantes ataques al ecosistema de las islas del río Paraná producidos por los incendios», dijo a Télam el abogado de la asociación civil Foro Medio Ambiental, Fabian Maggi.

La acción legal que cursa en el Juzgado Federal 2 de Paraná que es el que tiene jurisdicción sobre las islas, «no va contra ninguno de los estados provinciales de Santa Fe y Entre Ríos, sino contra un grupo de empresarios», resaltó.

«La presentación exige el cese del daño, es decir que se terminen los incendios, y a su vez, persigue la recomposición ambiental de lo que se calcula son unas 25 mil hectáreas alcanzadas por el fuego», señaló.

En esa línea, indicó que «la recomposición ambiental en un ecosistema de humedales tan sensible e importante como este no puede ser determinada más que por las universidades públicas de nuestro país que son de las más idóneas».

«Por eso, le pedimos al juez que sea la Universidad de Buenos Aires y la del Litoral las que evalúen las tareas de recomposición, ya que tienen dos departamentos específicos dedicados a humedales y daño ambiental», remarcó.

«Lo que se busca con la figura legal de recomposición ambiental es reemplazar la flora dañada, implantar pastizales y árboles nativos, y probablemente retirar la hacienda del lugar para generará una regeneración natural del lugar», explicó.

A su vez, «seguramente será necesario retirar terraplenes y canalizaciones que el sistema de producción usa para modificar el terreno y que no permiten la libre circulación del agua, entre otras que determinarán los informes de las universidades», indicó.

La demanda presentada el lunes, pone en valoración del Poder Judicial no solamente el daño ambiental provocado por las quemas en las islas, sino también, «el atentado a la salud pública provocado por el humo que se respira en las ciudades de la zona, sobre todo en Rosario», dijo Maggi.

«Nos basamos en un estudio reciente de la Universidad Nacional de Rosario, hecho en la ciudad de Rosario durante la quema de islas que arrojó que la calidad del aire ha sido severamente afectada y podría traer daños severos a la salud», destacó.

Por otra parte, el abogado resaltó que «hay cosas que el fuego se llevó que no podrá ser recompuestas en términos ambientales, como los árboles de mucha edad, la fauna que murió, las alteraciones en los ciclos reproductivos de las especies, así como los ciclos depurativos naturales propios de los humedales».

«Esas alteraciones al ecosistema que provocaron un daño remanente, serán evaluadas para determinar una indemnización monetaria sustitutiva del daño ambiental que va a ir al Estado argentino», finalizó.

 

Deja un comentario