- Publicidad -

La Escuela Nº 9 «Fray Mamerto Squiú» ubicada en Boca de Tigre vuelve a retomar la presencialidad y para recibir a sus alumnos, padres y directivos trabajaron para poner en condiciones el edificio

Después de un año en que la virtualidad reemplazó la presencia de los chicos en las aulas, las escuelas rurales permanecieron semicerradas. La vuelta a clases con la presencialidad, movilizó a directivos y padres de alumnos que asisten a la Escuela Nº 9 de Boca del Tigre a compartir una jornada comunitaria.

- Publicidad -




El pasado viernes por la tarde un grupo de padres de alumnos que asisten a la Escuela Nº 9 «Fray Mamerto Squiú» de Boca del Tigre junto al director participaron de una jornada comunitaria.

Entre las actividades los padres realizaron tareas de limpieza, desmalezamiento del predio, pusieron en condiciones los juegos y el edificio dejandolo apto para ser utilizado por la comunidad educativa.

Pablo Alvarez Miorelli, el flamante director agradeció el acompañamiento de los padres que pusieron su tiempo y trabajo para dejar la escuela en condiciones; como también destacó el grupo docente que ha realizado una buena labor y que mantuvo la institución activa a lo largo del año pasado. «Estoy como directivo con experiencia de escuela media y esto de volver a la primaria es un nuevo desafío. Hemos compartido una jornada comunitaria con un grupo docente fabuloso; y los padres ayudando para poner en condiciones dignas para los chicos. El docente destacó la ubicación de la institución educativa. «Es una escuela interesante por la geolocalización a la que asisten alumnos de distintos lugares de la zona de influencia,» expresó.

El directivo comentó que hay en carpeta varios proyectos a concretar durante el año lectivo. Asumi con varios «desafios pedadogógicos y edilicios.

Actualmente la matricula cuenta con 31 alumnos de nivel inicial, ciclo básico y EGB2; y en breve «habrá un llamado a concurso para cubrir el área de ciencias de la comunicación, a fin de trabajar aun más el uso del lenguaje, porque es importante recuperar la capacidad de diálogo de los alumnos», afirmó.

Resaltó además los beneficios de la ruralidad donde «hay una capacidad infinita, otra dinámica de estudio y de bajo riesgo de contagio» en los tiempos actuales.

Miorelli es oriundo de Nogoyá y ha trabajado como capacitador de otros docentes, también formó parte de los equipos técnicos de la Escuela Hogar de Paraná.

SOLNoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here