- Publicidad -

El grupo «Gualeguaychú por la Educación» realizó una propuesta denominada “con frío a casa y con calor a la escuela” para disminuir la circulación y respaldar el aprendizaje en épocas estivales

Consultada por SOLNoticias, Alicia Martinelli, ex docente jubilada de nivel primario, explicó que el grupo nace el año pasado cuando irrumpe la pandemia. El foro está conformado por docentes de los distintos niveles, alumnos y distintos referentes de la comunidad. «Nosotros somos defensores de la presencialidad porque los aprendizajes prioritarios son indispensables en el aula y la virtualidad es un complemento», afirmó; y en ese sentido dejó en claro que existe una preocupación de la comunidad educativa de Gualeguaychú y de la sociedad porque hay «un porcentaje de chicos que estan quedando fuera del sistema.»

- Publicidad -




Es insoslayable las condiciones sanitarias que presenta la ciudad y que es motivo de preocupación. «Gualeguaychú tiene un problema muy importante por el estado sanitario. «Hace 15 días que los contagios no ceden ante ese panorama nos preocupa porque la situacion no se revierte,», señaló.

«Por estos días vemos que los demas sectores abren y la unica que queda relegada es la educación.» Por eso nos pareció atinable pensar que si «la presencialidad no se está dando y que con la virtualidad hay muchos chicos que no están aprendiendo, entonces cortemos con esto, y propongamos la suspensión en los meses de más fríos.»

La entrevistada comentó que el tema está en pleno debate con reuniones con el Coes local. Incluso se creó una comisión «porque de lo que decidamos tenemos que salir ganando todos, ya hemos perdido demasiado y vemos que el sector más afectado es la educación.» En ese contexto, “es que desde Gualeguaychú por la Educación ponemos a consideración una alternativa para abordar el problema, y que debería tener una pronta resolución».

El eje principal de la propuesta es modificar el calendario escolar 2021-2022.

1.- Suspensión de toda actividad educativa (virtual y presencial) durante los meses de invierno (junio, julio y agosto).
2.- Aprovechar esos meses para otorgar al personal licencias anuales. En el tiempo restante trabajar –a distancia- en su capacitación en la enseñanza virtual; y en la elaboración de planificaciones situadas.
3.- Retomar la escolaridad bimodal a partir de septiembre hasta diciembre.
4.- A fines de enero de 2022 realizar las actividades de recuperación de saberes y exámenes pendientes.
5.- Finalmente, desde febrero hasta mayo, volver al sistema bimodal (presencial-virtual).
6.- La superación de la pandemia y las restricciones marcarán la vuelta a la presencialidad completa.

 

Entre las principales ventajas que se propone desde el foro, aseguran que ir a la escuela en los meses de temperaturas más altas permitirá abrir las puertas y ventanas en las aulas para cumplir el protocolo de cuidado. También utilizar los espacios abiertos que varios edificios poseen. «Seguramente ello nos obligará a replantear los horarios escolares, evitando las horas de mayor calor.»
Además se sumará, como una ventaja extra, el esperable avance en la aplicación de las vacunas e inmunización de docentes y de la población en general.
El petitorio fue presentado a la Directora Departamental Marta Landó. Según Martinelli, la funcionaria coincidió con la idea y no descartó la propuesta. «Queremos recuperar los días de no presencialidad y eso tiene que pensarlo el CGE y teniendo en cuenta las distintas realidades. Indefectiblemente «necesitamos garantizar el derecho de los niños y esto hoy no está pasando.» sostuvo.

SOLNoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here